Envía China cuatro navíos a aguas territoriales disputadas con Japón

Cuatro navíos del servicio de guardacostas chinos ingresaron este viernes en aguas territoriales que se disputan Japón y China, en el tercer incidente de este tipo en tan solo una semana.

El gobierno japonés anunció que cuatro barcos chinos pasaron tres horas en aguas territoriales que Tokio reclama como suyas, en torno a las islas Senkaku (Diaoyu, en chino), que se encuentran en el centro de una disputa entre las dos potencias asiáticas.

Desde el pasado jueves 18 de julio, son ya 11 los barcos chinos que ingresan en estas aguas, en lo que aparentemente parece ser un aumento de estas acciones, que no han dejado de sucederse en los últimos meses.

Además, el servicio de guardacostas chino fue reformado recientemente y, en adelante, las naves chinas de este cuerpo de vigilancia estarán capacitadas para llevar carga de armamento a bordo.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha prometido una "diplomacia fuerte" con respecto a China, tras ganar su partido las elecciones al Senado celebradas el pasado domingo.

Situadas a dos mil kilómetros al sudoeste de Tokio, pero a tan solo 200 kilómetros de las costas de Taiwán, que también reclama su soberanía, las islas Senkaku o Diaoyu fueron nacionalizadas en septiembre por el gobierno del primer ministro saliente, Yoshihiko Noda, lo que desató una serie de protestas en China y una crisis diplomática entre las dos potencias asiáticas.

Abe ha considerado "innegociable" esta cuestión, cuya disputa ha provocado manifestaciones masivas en los dos países, y las relaciones diplomáticas se han visto impactadas, provocando la cancelación de varias reuniones a alto nivel.