Analizan caficultores guatemaltecos combate a plaga de la roya

Los productores de Guatemala comenzaron hoy el Congreso Nacional del Café con debates sobre los mecanismos para combatir la roya, una plaga que afecta a uno de los principales productos de exportación del país centroamericano.

Sectores involucrados en la producción y comercialización del café participan en el 24 Congreso Nacional del Café, que se realiza en la sede de los productores del grano en la ciudad de Guatemala. La cita fue inaugurada por el ministro de Agricultura, Elmer López.

Productores y dirigentes del sector del café, que genera exportaciones por 800 millones de dólares anuales en promedio, comenzaron el encuentro anual "con la firme determinación de que la roya se puede controlar".

En la reunión de dos días, por medio de conferencias y talleres, los caficultores guatemaltecos estudiarán alternativas "para generar mayores niveles de competitividad" en el café de Guatemala.

Luego de la inauguración de la cita en el edificio de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), el presidente de la entidad, Nils Leporowski, dijo en rueda de prensa que la roya causará una caída de entre 15 y 20 por ciento en las exportaciones del grano este año.

Dijo que "pese a la difícil perspectiva que este año aqueja a los productores de café por la roya, se proyectan exportaciones de 3.3 millones de sacos de 60 kilogramos de café, un volumen menor a los 3.7 millones vendidos en la cosecha pasada (octubre de 2011 a septiembre de 2012)".

Leporowski indicó que Anacafé "se ha enfocado en el control fitosanitario y la renovación del parque cafetalero afectado, con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación".

Detalló que, con el propósito de "renovar el parque cafetero", los productores enfrentan la plaga de la roya con fumigaciones y la poda de un 10 por ciento de las 276 mil hectáreas sembradas.

El presidente de Anacafé instó a los diputados a aprobar una iniciativa de ley que ampliará por 10 años el fideicomiso para los cafetaleros, el cual vence en 2016, así como para aumentar a 100 millones de dólares la disponibilidad de créditos.

Afirmó que los precios internacionales del café "están bajos", sin embargo, "el caficultor no es sujeto de crédito", y advirtió que de no controlarse la roya existe el riesgo de una caída del 40 por ciento de la producción, con enormes pérdidas en generación de divisas y en empleo.

"Lo que necesitamos los caficultores es acceso a financiamiento para sembrar, fertilizar, podar, fumigar y limpiar las plantaciones de café en el momento oportuno", señaló Leporowski al referirse al apoyo que esperan del Ministerio de Agricultura y Ganadería Y Alimentación (MAGA).

El titular del MAGA destacó en su intervención que se requiere "unir esfuerzos con Anacafé para trabajar juntos por la caficultura del país", y ofreció todo el apoyo posible de parte del gobierno a los productores.