Buscan diálogo con opositores a obras en autopista de Morelos

El gobierno de Morelos busca diálogo en el municipio de Tepoztlán con el grupo inconforme con la ampliación del tramo La Pera-Tepoztlán de la autopista que comunica al municipio de Cuautla, informaron autoridades estatales.

En entrevista al término del evento donde se puso en marcha el Programa Nacional de Prevención de la Violencia y de la Delincuencia, el secretario de Gobierno de Morelos, Jorge Messeguer Guillén, refrendó el compromiso de velar para que se cumpla con lo que establece el Manifiesto de Impacto Ambiental.

"La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) mantiene un estricto control de la flora de este lugar, por lo que cada árbol que es removido cuenta con un registro de georeferenciación y debe ser reforestado en otra zona del Ajusco Chichinautzin", señaló.

Aclaró que el estudio de impacto ambiental no se realizó sobre un área nueva, por lo tanto los pobladores de Tepoztlán y los comuneros conocían este acuerdo, dado que la propia autopista construida hace más de 70 años cuenta con derecho de vía, por lo que no impacta una superficie nueva.

Al ser cuestionado en torno al resguardo de las instalaciones de la presidencia municipal de Tepoztlán, comentó que "está a cargo de la policía local, en tanto que la obra que fue otorgada a la empresa Tradeco, es vigilada por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal sólo a fin de preservar el orden público en el lugar".

Señaló que el gobierno estatal no ha presentado denuncia alguna, ya que la obra corresponde al gobierno federal.

Expresó que la violencia no es el camino para resolver este conflicto, porque la mayoría de gente de Tepoztlán sabe que es una ampliación sobre un derecho de vía que ya existe, que beneficiará al Pueblo Mágico, al contar con un camino más seguro y para el arribo de más visitantes que detonen la economía local.