Se comprometen a cerrar brecha digital en 2020 en América Latina

Reguladores, operadores, académicos e innovadores, que participaron hoy en el primer Congreso de Telecomunicaciones de América Latina, se comprometieron a impulsar acciones para alcanzar la meta de cerrar la brecha digital en 2020.

Los participantes convinieron en promover "líneas de trabajo conjuntas por país que permitan identificar las condiciones requeridas para llevar adelante las inversiones necesarias para la consecución del objetivo de cierre de la brecha digital al 2020".

El foro de dos días, relacionado con la XXIII Cumbre Iberoamericana de gobernantes de octubre próximo en Panamá reunió a funcionarios, asociaciones y empresas de telecomunicaciones, innovadores y ejecutivos privados y expertos académicos.

Consideraron posible crear oportunidades de colaboración para "generar consensos y acuerdos sobre los mecanismos necesarios para impulsar la masificación de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) y ponerlas al servicio del desarrollo social, político y económico de la región".

Advirtieron que "sólo a través de un esfuerzo conjunto entre agentes multisectoriales públicos y privados será posible coordinar iniciativas y avanzar hacia el objetivo de cerrar la brecha digital al 2020".

En una declaración final indicaron que esa herramienta puede contribuir a mejorar la prestación de servicios de educación, salud y seguridad, impactar en la transformación social y productiva, generar empleo y crear valor agregado local.

Señalaron la necesidad de "facilitar los entornos apropiados para posibilitar la inversión necesaria en despliegue de infraestructuras e incorporación de avances tecnológicos que se requieren para lograr el cierre de la brecha digital".

"La facilitación y la reducción de costos en el despliegue de infraestructuras pueden generar un impacto significativo en los precios de los servicios, contribuyendo de esta forma a masificar la conectividad", sentenciaron.

Llamaron a considerar "la importancia de la banda ancha móvil para el cierre de la brecha digital y la necesidad de articular políticas adecuadas de gestión, disponibilidad y uso eficiente del espectro, consecuentes con las demandas de tráfico previstas para los próximos años".

En este sentido propusieron "promover la reducción de costos de la inversión en infraestructuras para la banda ancha de alta velocidad, en el entendido que éste constituye un camino ineludible para lograr la reducción de los precios de los servicios".

También acordaron promover un debate para modernizar la regulación sobre la industria.

Además se comprometieron a fomentar un clima de confianza entre los usuarios "en relación con la seguridad de la información y la seguridad de las redes, la autenticación, la privacidad y la protección de los consumidores".

Durante el foro un estudio de la Consultora Convergencia Latina señaló que América Latina urge de adoptar varias medidas e invertir al menos 340 mil millones de dólares para cerrar la brecha digital como herramienta para reducir inequidades.

El director de la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones (AHCIET), Pablo Bello, señaló que si se sigue la actual tendencia la región tardará unos 15 años en acercarse a las cifras de países desarrollados.

Pero advirtió que si se adoptan varias iniciativas, entre ellas decisiones sobre el espectro radioeléctrico -por el cual fluye la comunicación inalámbrica- y se realizan inversiones en infraestructura, la región puede alcanzar la meta en 2020.