Busca Escalante crear cine que respete la inteligencia del espectador

Tomar riesgos y hacer cine que respete la inteligencia del espectador, son las dos premisas del cineasta mexicano Amat Escalante a la hora de realizar sus películas, "me gusta cambiar radicalmente, no me voy por la manera tradicional, y si un día ya no soy relevante me dedicaré a ser chef".

El cineasta apuntó que desde su primer largometraje, "Sangre" (2005) hasta "Heli" (2012), pasando por "Los bastardos" (2008), se ha planteado nuevos riesgos, no se deja guiar por la manera tradicional de hacer cine y la posibilidad de fracasar o triunfar es algo de lo que saca provecho.

"Sé que hay a quienes les gustan mis películas y a quienes no, pero esta es mi forma natural de hacer cine, soy autodidacta y voy haciendo lo que me gusta y voy aprendiendo de ello", manifestó en conferencia de prensa.

Sobre su evolución como cineasta, Amat señaló que siempre ha intentado hacer cosas diferentes, "no sé si exista un mejoramiento, pero sí un avance, una mayor ambición, mi primer película la hice con lo que tenía y con lo que pude hacerla, ahora traté de incluir más diálogos, más personajes".

Aunque aún no tiene planes para realizar una nueva película, Escalante confió en no tener que esperar otros cinco años para hacerlo y desea que su próximo trabajo sea más compacto y con menos equipo, "porque cuando terminas un trabajo quieres que el siguiente sea totalmente opuesto".

Recordó que desde pequeño su papá le inculcó la idea de que las escuelas son malas, así que a los 15 años dejó la escuela y realizó su primer cortometraje, "intente estudiar cine en México y en Cuba, pero no se pudo, aunque considero que hacer cine no es como ser médico, porque las vidas no dependen de lo que hagas o no".

Lo que el público aprecia, dijo, "es una historia que no lo trate como estúpido y que le cuenta algo que resulte interesante y con significado".

Para realizar su filme "Heli", el cual le mereció el reconocimiento como Mejor Director en Cannes, y tuvo su premier latinoamericana en el festival de Cine de Guanajuato 2013, Escalante se inspiró en las imágenes que se pueden ver en periódicos y revistas del país.

Finalmente, el cineasta confió en que su película sea bien recibida en su estreno comercial en México, el próximo 9 de agosto, además de la veintena de países donde ya se tiene contemplada su exhibición.