La música puede impulsar grandes cambios sociales: García Barrios

Seguir trabajando en la creación de sistemas estatales es lo que hace falta para que la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México (OSIM) siga creciendo, aseguró Eduardo García Barrios, coordinador del Sistema Nacional de Fomento Musical.

"Es importante crear orquestas regionales y posteriormente hacer que exista una unión entre ellas; no estamos atrasados, la OSIM tiene muy buen nivel, aún nos falta mucho pero ésa es la encomienda", señaló en entrevista, durante un descanso en los ensayos de la agrupación en Amealco, Querétaro.

"México es muy grande, por eso necesitamos focalizar a nivel regional, lograr que se detecten nuevos talentos y así hacer que la base social se amplié poco a poco", expresó García Barrios, quien adelantó que como parte de este esfuerzo y en el marco de su gira nacional, la OSIM visitará estados como San Luis Potosí, Guanajuato y Michoacán.

"Visitaremos Michoacán, estaremos en Zamora, donde hay una asociación que se llama La gran familia, dirigida por una mujer excepcional conocida como Mama Rosa, por donde han pasado miles de niños que reciben una educación musical asombrosa".

"En el concierto que se va a realizar en Zamora destaca la presencia de algunos grupos de cámara de La gran familia de Mama Rosa", añadió.

"Posteriormente iremos a Nurio, donde las autoridades de la comunidad purépecha, tanto morales como musicales, dieron su consentimiento para que se abriera una orquesta sinfónica que estará integrada por niños y jóvenes de entre 7 y 17 años".

"Se abrió una convocatoria, lanzada a fines de mayo y principios de junio, a la cual respondieron unos 300 purépechas, de hecho los filarmónicos, como los purépechas llaman a sus músicos, ya se reunieron para nombrar al director de la orquesta indígena".

"En agosto se comprarán los instrumentos para que ya en septiembre inicie el trabajo con cursos de inducción, canto y solfeo", explicó Eduardo García Barrios, quien está convencido de la música puede realizar grandes cambios en la sociedad.

"También estaremos en San Luis Potosí, donde está a punto de crearse un sistema de agrupaciones musicales comunitarias, de hecho ya existe un acuerdo muy importante", adelantó.

"Posteriormente -continuó- vamos a Guanajuato y si bien en la ciudad de Guanajuato no tenemos presencia, muy cerca, en León, se está conformando también un sistema regional de orquestas comunitarias y esperamos que a Guanajuato puedan asistir muchas de esas orquestas".

El maestro García Barrios destacó el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), quien dijo tiene la decisión de ir construyendo un proyecto único, en conjunto con los gobiernos estatales y municipales.

"Es vital para nosotros conformar un gran equipo de trabajo, en el Sistema Nacional de Fomento Musical queremos fomentar la unidad de agrupaciones comunitarias", indicó Barrios.

Detalló que en esta ocasión "buscamos conjuntar dos proyectos, el artístico mismo, es decir preparar a los jóvenes que quieren dedicarse a la música como profesión, y el proyecto de fomento musical de Conaculta, que es el proyecto comunitario, esto quiere decir que la música está al servicio de la comunidad". puntualizó.

Para el coordinador nacional es un gran honor y un gusto enorme dirigir por primera vez a la OSIM: "Desde el punto de vista personal es una dicha, porque a mí me encanta dar clases y ser maestro director; (aquí) es algo que combina ambas cosas, estás enseñando y creando al mismo tiempo", aseguró.

También comentó que profesionalmente, desde la perspectiva de coordinador del Sistema Nacional de Fomento Musical, siente un gran orgullo de saber que se cuenta con un programa tan poderoso como es la OSIM.

"Es muy grato saber que la semilla que sembró el maestro Sergio Ramírez se mantuvo creciendo y que ahora es ya una orquesta de tradición y el anhelo de muchos niños y jóvenes", abundó el director.

En cuanto a la dificultad de dirigir a una orquesta compuesta por niños y jóvenes el músico recalcó que es diferente pero no difícil, "aquí simplemente hay condiciones especiales, las herramientas que se emplean para enseñar son distintas a las que emplearías normalmente".

"Por otra parte contamos con maestros increíbles se puede ver la plantilla de profesores tomas la lista completa y son músicos de primer nivel que además tienen un cariño por los chavos, quiero decir que es un trabajo colectivo", subrayó.

"A mí me toca la parte más placentera, ellos hacen ese trabajo de ir preparándolos y mi trabajo simplemente es el de coordinar todo este esfuerzo colectivo y gozarlo", añadió Barrios, quien espera regresar el próximo año a dirigir en la gira de la OSIM.

"Como director y coordinador del Sistema Nacional de Fomento Musical tengo la obligación de seguir siendo músico y de seguir teniendo este contacto, no puedo ser un coordinador desde el escritorio", reconoció.