Artistas ponderan capital social y político que constituye el deseo

Fotografías, videos, esculturas, instalaciones, pinturas y dibujos sobre la diversidad sexual, integran la muestra colectiva "Confetti Make-up", que se exhibe en el Museo Universitario del Chopo hasta el 22 de septiembre.

La exposición, que forma parte del Festival Internacional por la Diversidad Sexual (FIDS), parte de la metáfora de la máscara como armadura en la lucha por un posicionamiento social, informó la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El curador de la muestra, Osvaldo Sánchez, señaló que "Confetti Make-up" busca llamar la atención sobre el capital social y político que constituye el deseo, y hacer una "vindicación de las prácticas de sexualidad como prácticas sociales".

Asimismo, es abordado el tema del travestismo y la construcción de la imagen, donde la máscara o el Internet actúan como una mediación de la presencia.

Otra vertiente que es presentada en esta exposición son los códigos de masculinidad, donde se advierten diversas tensiones, como en las que lo masculino, no necesariamente inscrito dentro de lo "gay", tiene un acercamiento erótico o erotizado a través de la interacción del cuerpo.

Sánchez destacó que los participantes no son personas que reconocen sus prácticas sexuales como alternativas, no dominantes o históricamente segregadas, sino que son artistas de tiempo completo.

Entre ellos se encuentran: Erick Meyenber, Omar Gámez, Pablo López Luz, Alex Dorfsmann, Arturo Trinidad García, Manuel Solano, Isaac Muñoz, Carlos Arias, Gabriel de la Mora y Luis Arturo Aguirre, así como Eugenia Montalbán, David Argel, Jarlo Amos, Jorge Ortega del Campo, Ricardo Velmor y Mauricio Limón.

El curador agregó que "Confetti Make-up" trata de articular la tensión que hay entre lo público y lo privado, a partir de la historia personal de cada quien:

"La tensión de construir una apariencia. Se habla de máscara en un sentido totalmente metafórico: de cómo, finalmente, las inscripciones de sexualidad siempre pasan por algo con lo que el arte ha lidiado toda la vida que es la representación", explicó.

Para realizar esta curaduría, Sánchez consultó el Centro Académico de la Memoria de Nuestra América (CAMeNA) dedicado a la reflexión, debate y difusión de la memoria y conocimiento de América Latina, El Caribe y Estados Unidos, donde estudió el movimiento "gay" en México a partir de los años 70.

En el texto introductorio de la muestra, Sánchez explica que el acto de lanzar confeti es una determinación personal contra la cultura de sometimiento, de la marginación y del abuso, se trata, expuso, de un acto rotundamente político.

El curador apuntó que en el FIDS convergen cada vez con más públicos, ya que no sólo se trata que la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI) tenga un espacio dentro del museo, sino que se busca confirmar el rol de la comunidad dentro del terreno profesional.