Reduce Nicaragua tasa de homicidios en dos años

Nicaragua logró contener la violencia que azota al istmo y reducir la tasa de homicidios, de 14.2 por cada 100 mil habitantes en 2010 a 12.0 en este año, solo detrás de Costa Rica de 11.3 por cada 100 mil habitantes, informaron las autoridades.

Centroamérica es considerada como una de las regiones más peligrosas del mundo con altas tasas de homicidios, encabezada por Guatemala, El Salvador y Honduras, este último país registra 91.6 homicidios por 100 mil habitantes, según datos regionales.

"La fortaleza de la seguridad que ofrece Nicaragua esta en la parte comunitaria y preventiva", afirmó la jefa de la Policía Nacional de esta nación, Aminta Granera.

A la institución integrada por 11 mil agentes, con fuerzas especiales antidrogas, antiterroristas y en la lucha contra el crimen organizado, se suman unos tres mil voluntarios que atienden labores en la zona rural.

Aproximadamente el 10 por ciento del total corresponde a fuerzas especiales y el restante son agentes operativos, de acuerdo con los datos oficiales.

La corporación, creada en 1980 por el fallecido comandante Tomás Borge a la luz de la revolución sandinista de julio de 1979, ha dividido sus áreas en educación, seguridad publica, comisaría de la mujer y asuntos juveniles.

La violencia de las pandillas juveniles en los barrios de la capital y ciudades del interior es atajada con acciones preventivas y operativas.

En los barrios, Asuntos Juveniles ofrece programas de readaptación social para los exintegrantes de pandillas y oportunidad de estudios primarios y técnicos. Además, apoya las gestiones de trabajos en la empresa privada.

La seguridad en el campo está a cargo de patrullas combinadas de la policía y el ejército para combatir la delincuencia, el abigeato y los grupos del narcotráfico internacional que han incursionado en el territorio nacional.

Una brigada del ejército ha sido destinada a las áreas de bosques protegidas para tratar de frenar la tala indiscriminada y el asentamiento de pobladores en esas zonas.

En Nicaragua se contabiliza un promedio de 17.9 policías por cada 100 mil habitantes, según datos oficiales.

El modelo policial "Comunitario Proactivo" contribuye a mejorar la calidad profesional y humana, afirmó a la revista Visión Policial, Aminta Granera.