Exhortarán a Hacienda revisar política de aumento a combustibles

La Tercera Comisión de la Permanente avaló un punto de acuerdo de senadores panistas para exhortar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a que revise la política de aumento de precios de los combustibles.

Los senadores Francisco Domínguez, Fernando Herrera y Francisco Búrquez advirtieron que el incremento mensual de las gasolinas y el diesel afecta el poder adquisitivo de las familias y los costos de producción de las empresas.

La propuesta avalada es para exhortar a la SHCP que revise la política de incremento de precios, para que el alza de los combustibles sea acorde a las necesidades del país y a los objetivos de crecimiento y competitividad, y se priorice el bienestar de las familias y la competitividad de las empresas.

En su exposición de motivos, los legisladores de Acción Nacional señalaron que por sexto mes consecutivo en el año, el Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Hacienda, anunció un nuevo aumento mensual al precio de las gasolinas y el diesel.

"Ahora, el precio de la gasolina magna se fijó en 11.46 pesos por litro, 10 centavos más que el mes anterior, mientras que el de la Premium se estableció en 12.03 pesos por litro, 11 centavos más que el mes anterior", señalaron.

Comentaron que "el argumento de la SHCP al anunciar este nuevo incremento es que se sigue subsidiando las gasolinas en México y que el Gobierno Federal destinó 42 mil 348 millones de pesos para el efecto en el primer cuatrimestre de este año".

Domínguez Servién, Herrera Ávila y Búrquez Valenzuela apuntaron que la inflación anual, a la primera quincena de mayo, se ubicaba por arriba de 4.7 por ciento, cifra por encima de la meta fijada por el Banco de México.

"Además, se ha observado un incremento en los productos de la canasta básica de 5.6 por ciento en términos anuales a la primera quincena de mayo, y de seguir la tendencia se seguirá afectando la economía de las familias mexicanas", advirtieron.

De ahí que los integrantes de la Tercera Comisión reconocieron en su dictamen que el aumento gradual del precio de los combustibles fósiles afecta invariablemente el poder adquisitivo de las familias y los costos de producción de las empresas mexicanas.