Reportan intoxicación de 10 personas por insecticida en Yucatán

La Secretaría de Salud estatal reportó la intoxicación de 10 integrantes de una misma familia, luego de aspirar insecticida, utilizado en la lucha contra el dengue y por no acatar los protocolos de fumigación.

El secretario estatal de Salud, Jorge Mendoza Mézquita indicó que todos los integrantes de esta familia se encuentran en estado óptimo de salud y tras ser atendidos en el hospital "Agustín O´Horán" de esta capital por una intoxicación leve, retornaron a su domicilio.

Precisó que la noche del pasado martes, una familia de la colonia Tixcacal-Opichén, al poniente de esta capital, autorizó a personal de salud fumigar su hogar, lo cual se realizó sin contratiempo y con la advertencia de que deberían esperar entre 30 minutos y una hora para reingresar, así como abrir puertas y ventanas.

Añadió que de acuerdo con las primeras investigaciones, la familia decidió ingresar a su casa mucho antes del primer plazo, además de no abrir puertas y ventanas en forma adecuada, provocando que aspiraran el insecticida con nombre comercial K-otrhine.

Tras el reporte, una brigada de salud ofreció atención a los afectados, entre ellos, varios menores de edad, quienes fueron enviados al nosocomio "donde de inmediato fueron atendidos y afortunadamente no hay nada que lamentar", añadió.

A partir de ello, explicó, ahora van a tener que firmar que han comprendido totalmente el mecanismo que llevamos para la fumigación y que no regresen tan pronto al domicilio, y abran puertas y ventanas para que salga el resto del insecticida.

"De no comprenderse el proceso, se les explicará de nuevo, hasta que se entienda a plenitud. Además, la indicación actual para los brigadistas es que van a quedarse todo el tiempo que deba estar cerrada la casa y la hoja se devolverá hasta que se abra el domicilio", aclaró.

El funcionario afirmó que se ha descartado un posible mal estado del insecticida utilizado, incluso recordó que con regularidad, se realizan pruebas de laboratorio orientadas a vigilar que la preparación de los insecticidas y la calidad de los mismos sea óptima.

La instrucción a los brigadistas, insistió, es que deben ser claros y precisos en la información que se dé respecto al tiempo, en que las familias deben de ingresar -de 30 a 60 minutos dependiendo del material de construcción del domicilio.

"Entendemos que a veces hay prisa por retornar, pero hay que dejar pasar ese tiempo, tapar obviamente recipientes de agua, comida o ese tipo de cosas, para que se haga la fumigación en forma adecuada, surja su efecto, sin poner en riesgo la salud de la población", finalizó.