Viajan legisladores colombianos a zona bloqueada por manifestantes

Una delegación del Congreso colombiano se desplazará a la región del Catatumbo, bloqueada desde hace 45 días por miles de campesinos que exigen solución a sus demandas sociales, para buscar una salida al conflicto.

El legislador Iván Cepeda dijo que la comisión viajará en las próximas horas a la zona, como parte de las gestiones que se iniciaron desde el Congreso para sentar de nuevo al gobierno colombiano y manifestantes en la mesa de negociaciones.

"Queremos seguir facilitando para que finalmente terminen sentados el gobierno (del presidente Juan Manuel Santos) y campesinos y se puedan llegar a soluciones concretas", declaró el congresista opositor a periodistas locales.

La región permanece aislada por el bloqueo a vías que mantienen los manifestantes desde hace 45 días para lograr que se suspenda la erradicación de cultivos ilícitos y la declaratoria del Catatumbo como zona de reserva campesina.

El cierre de carreteras, que ha generado un desabasto de víveres y combustibles en ese sector del nororiente colombiano, ha derivado en choques con la fuerza pública, que ya dejan cuatro personas muertas y más de 60 heridas.

Las negociaciones se estancaron desde la semana pasada, después que el gobierno se levantó de la mesa ante la negativa de los campesinos de despejar las vías como condición para avanzar en la discusión del pliego de peticiones.

"Nosotros no renunciamos en ninguna circunstancia a continuar buscándole una salida a este asunto por la vía del diálogo. Queremos ensayar nuevas propuestas", indicó Cepeda, del opositor partido Polo Democrático Alternativo (PDA).

La comisión que viajará al Catatumbo, está integrada además por las legisladores Ángela María Robledo, del partido Verde, y Gloria Inés Ramírez, del PDA, y cuenta con el aval del ministro del Interior, Fernando Carrillo.

La ruptura de los diálogos, llevó a comienzos de semana a más de 150 campesinos a emigrar hacia Venezuela, en busca de refugio, ante lo que consideraron inminente desalojo de las vías, por parte de fuerzas del Estado.