Consideran restauranteros que están vigilados por las autoridades

El presidente de la Canirac en Jalisco, Juan José Tamayo Dávalos, afirmó que son un sector muy "inventariado por las autoridades" y en vez de estar pensando en cómo elevar su productividad se dedican a analizar cómo no ser sancionados.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), aseguró que no están en contra de las leyes ni de los reglamentos, pero en realidad, la industria restaurantera está sujeta a inspecciones de todo tipo por las autoridades.

Lo anterior, en referencia a los operativos que realiza la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y que en los últimos días han llevado a clausurar tres establecimientos de alimentos en esta metrópoli.

"Somos una industria acosada, sujeta a inspecciones de todos los niveles de gobierno", indicó Tamayo Dávalos y añadió "nos tienen trabajando en cómo no ser sancionados en vez de dedicarnos a la chamba".

Con respecto a las sanciones por parte de Profeco, resaltó que sostienen pláticas con la delegación estatal del organismo para que todos los restauranteros reciban capacitación sobre la forma de cumplir con el reglamento, sin que se llegue al extremo de una clausura.

Consideró que tienen que llegar a un acuerdo, porque el hecho de clausurar un negocio no sólo afectan las fuentes de empleo, sino que también deteriora la imagen de Jalisco, principalmente en esta época de vacaciones.

En este aspecto, agregó que durante el presente periodo vacacional esperan un incremento en sus ventas en 20 por ciento en esta zona metropolitana y en Puerto Vallarta se prevén subir las ventas en 30 por ciento.