Imputan corrupción, malversación y abuso de poder a ex líder chino

El ex secretario del Partido Comunista chino en Chongqing y ex ministro de Comercio, Bo Xilai, fue imputado hoy con delitos de corrupción, malversación y abuso de poder, más de un año después de ser apartado del poder, informó un tribunal chino.

El tribunal de la ciudad de Jinan anunció este jueves que juzgará a Bo por haber aceptado "sumas extremadamente altas" de dinero, así como malversar dinero público y abusar de su poder.

Aunque el juicio contra el que fue una de las figuras más prominentes del Partido Comunista de China (PCCh) no tiene fecha todavía, es probable que las primeras audiencias se celebren en pocas semanas, como estipula la ley china.

Este anuncio abre la vía para poner fin al mayor escándalo político en décadas en China, que no sólo provocó la caída de Bo, sino también una condena a cadena perpetua a su esposa por asesinato, y la condena a 15 años de prisión para su mayor colaborador, el jefe de la policía Wang Lijun.

El caso también puso en duda la honorabilidad de algunos de los altos miembros del Partido, al revelar la impunidad, la corrupción a gran escala y las conexiones personales con fines de lucro en las más altas instancias del poder.