Inauguran "Partenón: Arquitectura y arte" en Bellas Artes

Imágenes, videos y reproducciones en yeso son algunos de los elementos que integran la exposición "Partenón: Arquitectura y arte", inaugurada esta noche en el Museo Nacional de Arquitectura del Palacio de Bellas Artes.

Bajo la curaduría del arqueólogo griego Alexandros Apostolakis, la muestra presenta más de 100 obras, entre litografías, audiovisuales y videos, propiedad de los museos de Arquitectura de la Acrópolis y de Conservación y Restauración de la Acrópolis.

En esta exhibición, el visitante conocerá de cerca los orígenes de la arquitectura del edificio, así como sus transformaciones derivadas de cambios políticos, guerras, saqueos y procesos de restauración.

"Partenón: Arquitectura y Arte" recrea la historia del emblemático monumento, a través de diversas piezas sobre la labor de reconstrucción que se ha realizado en los últimos años, a fin de ejemplificar su preservación.

Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), el Partenón es un templo de orden dórico, edificado entre los años 447 al 438 a. C por los arquitectos Ictino y Calícrates. La decoración estuvo bajo la dirección del escultor Fidias.

El recinto, situado en la colina de la Acrópolis de Atenas, reemplazó a un templo destruido por los persas en el año 448 a.C.

Se dice que el edificio se mantuvo en relativo estado de conservación durante la ocupación de los bizantinos, quienes lo convirtieron en iglesia y luego en mezquita para los persas. En 1687 sufrió severos daños, tras la explosión de un polvorín a manos de los invasores venecianos.

A principios del siglo XIX, entre 1801 y 1803, el embajador británico en Turquía, Thomas Bruce, adquirió la mayor parte de la obra escultórica que yacía in situ, a fin de trasladarla a Londres para su resguardo. Actualmente forma parte del acervo del Museo Británico.

Pese a todas las vicisitudes, el Partenón es, por su estado de conservación y refinamiento armónico, el ejemplo más acabado del genio estético de los griegos.

El templo es la materialización de la cosmogonía griega: cognoscible, estática y simétrica, y está concebido como una escultura clásica.

Consagrado a la diosa Atenea Parthenos, el Partenón es uno de los principales templos de construcción dórica que se conservan y, además, el más grandioso creado durante la época de Pericles.

La exposición "Partenón: Arquitectura y arte" estará abierta hasta el 22 de septiembre próximo.