Desmantelan en España capítulo criminal de "Ángeles del Infierno"

Una operación combinada de la Guardia Civil y la Policía Nacional de España condujo al arresto en Mallorca del líder europeo del club mundial de motociclistas conocido como Ángeles del Infierno, y desmantelar una red de lavado de ese grupo.

Hasta el momento hay 25 personas detenidas en las Islas Baleares, que enfrentarán cargos de pertenencia a organización criminal, delitos contra la salud pública, extorsiones, amenazas y coacciones, lavado de capitales, nexos con la prostitución, encubrimiento y estafa.

El Ministerio español del Interior señaló que la operación fue posible por la colaboración de las agencias Interpol, Europol, Eurojust y las autoridades alemanas, austriacas y holandesas.

Indicó que se practicaron 30 registros en los que se decomisaron armas de fuego, armas blancas, una defensa eléctrica, 10 automóviles, cuatro motocicletas de alta gama, embarcaciones, unos 50 mil euros, joyas y diversas cantidades de cocaína, marihuana y anabolizantes.

Explicó que las investigaciones se extendieron durante dos años contra esta organización delictiva de ámbito internacional, que gira en torno a un club mundial de motociclistas conocido como HAMC (Hell's Angels Motor Club).

Los miembros de la red se dividen en "capítulos" diseminados en cerca de 40 países en los cinco continentes, y en el caso de España se encontraban afincados en Mallorca por su situación geográfica y la presencia de extranjeros, potenciales víctimas de extorsión.

Las actividades criminales de miembros de los HAMC investigadas en España van desde un homicidio en grado de tentativa hasta lavado de capitales, tráfico de drogas y de armas, delitos relativos a la prostitución y extorsiones.

Otros cargos son atentado a agente de la autoridad, apropiación indebida, amenazas, coacciones, robo con violencia, extorsión y detención ilegal.

A ello se suma la tenencia ilícita de armas, habitual entre los investigados dada su disposición a la violencia y al uso de armas blancas y de fuego.

La violencia era usada tanto para cometer ciertos delitos dentro de su abanico conductual, como para enfrentarse a otras organizaciones rivales.