Pide Semarnat adelantar combate a contaminantes de vida corta

El secretario de Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud, llamó a la comunidad internacional a asumir desde hoy compromisos vinculantes en el combate a contaminantes de vida corta (metano y carbono negro, entre otros) y no esperar a 2015, como fue el acuerdo internacional asumido en 2012.

Al inaugurar la reunión del grupo de trabajo de la Coalición Clima y Aire Limpio, en el que participan 33 países, ocho organismos internacionales y 33 organizaciones no gubernamentales, recordó que los huracanes, inundaciones y sequías no esperan; de ahí la urgencia de actuar a la brevedad.

Dijo que México, con la promulgación de la Ley General de Cambio Climático, en octubre pasado, ya asumió el mecanismo vinculante, porque tiene plazos y acciones concretas a realizar, que se deben cumplir por norma y no están sujetas a la voluntad del Ejecutivo.

En junio se anunció la Estrategia Nacional de Cambio Climático, con ocho líneas generales, que incluyen el combate a los contaminantes de vida corta, como son el metano, los precursores del ozono y el carbono negro (hollín).

En su oportunidad, Jonathan Pershing, copresidente de la coalición, destacó la importancia de este esfuerzo internacional, iniciado hace poco más de año a iniciativa de México y con sólo seis países, que hoy cuenta ya con 33 naciones adherentes.

Resaltó que a partir de este miércoles, en la reunión de la Ciudad de México, dos nuevos organismos internacionales se suman a los seis que ya participaban, entre ellos la Organización Mundial de la Salud.

Esos contaminantes afectan al ser humano y, por ejemplo, eliminarlos significaría reducir en medio grado centígrado el calentamiento global de aquí a 2050, dijo, y evitar más de dos millones de muertes prematuras y la pérdida de 30 millones de toneladas de cultivos.

Más tarde, en conferencia de prensa, Pershing destacó el liderazgo de México en el mundo en materia de combate a los contaminantes de vida corta y su compromiso con esta coalición, de la cual es fundadora y donde preside tres de los seis comités.

El secretario Guerra Abud afirmó que el gobierno mexicano tiene fijo su objetivo en el transporte público para luchar contra los contaminantes de vida corta, y en breve se pondrá a consideración del público la nueva norma para la producción de diésel bajo en azufre, pues los transportes modernos ya no admiten otra clase de combustible.

A su vez, Rodolfo Lacy Tamayo, subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Semarnat, dijo que la lucha contra los contaminantes de vida corta es indispensable, porque si bien se mantienen menos en el aire tiempo que el CO2, son capaces de contener mucho más el calor.

Por ejemplo, el carbono negro u hollín, producto de las estufas de leña, incendios forestales, fabricación de ladrillos o quema de diésel, guarda tres mil 200 veces más calor que el CO2, mientras que el metano, producto de procesos industriales conserva el calor 74 veces más que el CO2.

Tanto estos funcionarios, como Nick Nuttall, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, destacaron el valor de esta coalición como organismo internacional complementario al mecanismo internacional contra el cambio climático de la ONU, que no lo tiene a los contaminantes de vida corta en su esquema.