Ven a México como pionero en el control de la roya del cafeto

México será pionero a nivel internacional en el manejo sustentable del cultivo del café, con la puesta en marcha del Proyecto de Rescate Estratégico de la Cafeticultura Nacional para combatir la roya que afecta al cafeto.

Belisario Domínguez Méndez, director general de Productividad y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Agricultura federal, indicó que ese mecanismo prevé el uso de innovación y transferencia de tecnología orgánica, mediante biofungicidas y biofertilizantes.

El funcionario explicó que de acuerdo con resultados de campo la nueva tecnología desarrollada por investigadores del país controla la roya naranja (Hemileia vastatrix) sin dañar el ecosistema y estimula el desarrollo de hongos benéficos (Verticillium lecanii) que de manera natural detienen la enfermedad en el arbusto.

Con esa práctica de prevención y control de la roya se prevé mantener a México en el primer lugar en la producción de café orgánico certificado, pues impulsa la productividad en las cosechas y beneficia a los productores de café arábiga del sur.

Domínguez Méndez subrayó que como dio a conocer el secretario de Agricultura, Enrique Martínez, el país podría convertirse en pionero del control biológico y precursor en el manejo agroecológico de ese hongo, presente desde 1981, que en los últimos meses ha afectado al sector cafetalero mexicano.

El directivo abundó que como parte del programa se distribuyeron más de 27 mil dosis de los productos biotecnológicos (el fungicida DR43 y el biofertilizante AITIA) para su aspersión en las primeras ocho mil 500 hectáreas de nueve municipios de Chiapas, de las 44 mil previstas correspondientes a los 22 municipios de la entidad.

De acuerdo con la Secretaría de la Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) la aspersión de esos productos biotecnológicos ha dado resultados satisfactorios, pues se inhibió la expansión del hongo que afecta al follaje de los cafetos.

Con la participación de los tres órdenes de gobierno y productores se han aspersado los primeros nueve municipios y efectuado la poda y buenas prácticas agrícolas, entre los que destacan Tapachula, con 427 hectáreas, y Cacahoatán, con 358.

En breve esa práctica de control, coordinada por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y el Instituto Nacional de Investigaciones, Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) se extenderá a regiones de Veracruz y Tabasco.

El funcionario de la Sagarpa precisó que con el manejo de esos biológicos, elaborados con oligosacáridos y micro-elementos, se evita la alteración del entorno de los cafetales para que los productores de café orgánico conserven su certificación.

Se tiene registro de la presencia de la roya en unas 70 mil hectáreas en el país, equivalente a 10 por ciento de la superficie total cultivada con el aromático, estimada en 700 mil hectáreas.

Belisario Domínguez subrayó que la nueva política nacional en el ramo, próxima a ser anunciada, privilegia la renovación de 20 por ciento de los cafetales anualmente, lo que permitirá tener en los próximos años un nuevo rostro de la cafeticultura nacional.

El café es el primer producto agroalimentario que genera divisas con una producción anual de entre cinco y 6.5 millones de sacos en 16 estados del país.

México ocupa el quinto lugar en el mundo en cuanto a producción en tanto que Chiapas registra 50 por ciento de la producción en el país.

El cultivo del grano tiene un alto impacto económico y social ya que de ese producto dependen casi cinco millones de mexicanos que en su mayoría habitan en zonas de alta y muy alta marginación, con un padrón de más de 500 mil productores.