Movimiento Ciudadano apoya modernizar Pemex sin privatización

El partido Movimiento Ciudadano respaldó la "necesaria" modernización de Petróleos Mexicanos (Pemex) con apego a lo establecido por la Constitución y reiteró su rechazo a una eventual privatización del hidrocarburo.

Tras subrayar que "el petróleo es y debe seguir siendo patrimonio de la nación", esa fuerza política indicó que ante la reforma energética que perfilan el Ejecutivo Federal y los partidos que suscriben el Pacto por México, debe abrirse un debate de amplia participación social.

Sin embargo recalcó que ni la autonomía presupuestal ni la de gestión requieren cambios constitucionales, por lo que la reforma energética debe mantener la rectoría del Estado en el sector de la industria petrolera "tal y como lo contempla la Constitución".

En un posicionamiento sobre el tema, el instituto político que preside Dante Delgado Rannauro destacó que el pueblo de México tiene derecho a decidir de manera soberana su destino, "debe ser escuchado y, por lo tanto, consultado".

En el texto consideró que sobre el tema energético "se debaten dos objetivos opuestos: el de soberanía con dignidad, igualdad y bienestar que impulsa Movimiento Ciudadano, o el de la subordinación a intereses particulares".

El documento del Movimiento Ciudadano subrayó que la sustentabilidad es una tarea que se ha descuidado y "estamos hipotecando el bienestar de las futuras generaciones de mexicanos".

Al ritmo actual de explotación y consumo global, el petróleo se acabará en un futuro cercano, por lo que "es hora de pensar seriamente en la transición energética para reducir el consumo de hidrocarburos fósiles" y usar otras fuentes alternativas no contaminantes.

Además expuso que Pemex constituye la empresa paraestatal más importante para el desarrollo de la economía nacional, por lo cual debe ser modificado su régimen fiscal para que reciba el mismo trato que se da a cualquier empresa productiva del Estado.

De igual manera es necesario fortalecer la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

"La autonomía de Pemex significa que no se sujete la empresa al presupuesto federal anualizado, sino que su Consejo de Administración regule las operaciones del organismo bajo el mandato del Estado", explicó.

El Movimiento Ciudadano señaló que en su reestructuración administrativa, Pemex debe también disponer de sus propios recursos y destinar los excedentes a la inversión productiva para hacerla competitiva.