Piden a Congreso colombiano mediar para levantar protestas sociales

Las protestas en la región colombiana del Catatumbo, que han dejado cuatro muertos y más de 60 heridos en 44 días de bloqueos, llevó a los pobladores de la zona a pedir hoy la mediación del Congreso para encontrar una salida al conflicto.

En una carta, los empresarios y transportistas de esa región del nororiente colombiano solicitaron al Senado mediar entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los campesinos, para que se reactiven las negociaciones.

Reclamaron para ello la intervención del presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, en aras de evitar que "estalle una bomba de tiempo social" en el Catatumbo y se agrave la situación económica y humanitaria en esa zona.

Miles de campesinos mantienen desde hace 44 días un bloqueo a las carreteras de las localidades de Ocaña y Tibú, lo que ha derivado en choques con la fuerza pública, que ya dejan cuatro personas muertas y más de 60 lesionadas.

Con la medida de fuerza, los manifestantes exigen la suspensión de la erradicación de los cultivos ilícitos, la ejecución de programas agrarios alternativos y la declaratoria del Catatumbo como zona de reserva campesina, para reactivar el campo.

En la misiva, los empresarios y transportistas expresaron su "descontento y preocupación" ante el impacto del paro campesino, que ha generado un desabasto de víveres y combustibles en el sector y cuantiosas pérdidas al comercio local.

El gobierno de Santos ha condicionado un diálogo con los líderes de las protestas al desbloqueo previo de las carreteras, lo que han rechazado los manifestantes, que mantienen las barricadas en espera de una solución a sus demandas sociales.