Bachelet y Matthei en inédita disputa por la presidencia de Chile

El enfrentamiento en la arena presidencial de Michelle Bachelet, candidata de "Nueva Mayoría", y de Evelyn Matthei, abanderada de la oficialista Alianza Por Chile, es un hecho inédito en la historia política chilena.

No es sólo un duelo "mujer contra mujer" sino de una confrontación en que ambas tienen además un elemento común: son hijas de generales de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), nacidas y criadas en un ámbito de cuarteles, unidades, rituales, valores y vínculos militares.

Ambas condiciones fueron tenidas en cuenta en la decisión de la Comisión Política de la Uníón Demócrata Independiente (UDI), el sábado último, cuando escogió a Evelyn Matthei, para reemplazar al renunciado Pablo Longueira, ganador de las primarias oficialistas.

El presidente de la UDI, Patricio Melero lo dijo explícitamente al señalar entre las razones tenidas en cuenta para ungirla candidata el ser mujer e hija de un general de la Fuerza Aérea de Chile, tal como Michelle Bachelet, quien gobernó entre 2006 y 2010.

Pero el hecho de ser hijas de militares y ser mujeres, más que asemejarlas las diferencian.

Efectivamente son hijas de generales, pero Michelle, es hija del general Alberto Bachelet, encarcelado por la dictadura de Augusto Pinochet y que murió en la Cárcel de Santiago, a consecuencias de las torturas perpetradas por miembros de su propia institución.

Evelyn por su parte es hija del general Fernando Matthei Aubel, que fue designado comandante en jefe de la FACH, por el dictador Augusto Pinochet, tras expulsar del cargo a su socio en el golpe de Estado, Gustavo Leigh y una decena de otros generales.

En su calidad de comandante en jefe, a partir del 24 de julio de 1978, pasó a ser integrante de la Junta Militar de Gobierno, uno de los instrumentos de la dictadura militar que ejercía el rol de poder legislativo, bajo el mando de Pinochet.

Fue además Ministro de Salud de la dictadura, entre el 19 de marzo de 1978 y el 24 de julio del mismo año.

Este pasado le pesa al general Matthei, y recién fue acusado por ex presos políticos - el capitán Jaime Donoso, el suboficial Mario González, y Carmen Gloria Día - de conocer las torturas que se practicaban en dependencias de la Academia de Guerra Aérea (AGA).

Según el abogado Jorge Balmaceda, Matthei, negó haber tenido conocimiento de las torturas que se inflingían en los subterráneos de la AGA, de la que fue Director desde diciembre de 1973 a enero de 1975.

El general Matthei, el primero en reconocer la derrota de Pinochet en el plebiscito de octubre de 1988, escribió el pasado año, en carta a un diario: "compartí y sigo compartiendo plenamente los ideales que inspiraron el pronunciamiento militar del 11 de septiembre de 1973".

De manera que las semejanzas por ser hijas de general, no parece una buena idea para usarlo como argumento político electoral.

Y la pretensión de utilizar el tema de género para identificarlas tampoco parece muy oportuno, sobre todo recordando las notorias diferencias de carácter, de conductas y de respeto al otro.

Evelyn Matthei se ha hecho muy conocida por utilizar un lenguaje agresivo y hasta soez, contra políticos y diputados de la oposición y hasta de su propio sector.

El presidente chileno, Sebastián Piñera ha justificado esos exabruptos de Evelyn Matthei, aduciendo que es "una mujer de carácter", y ella misma dijo con ironía, el pasado domingo, en un programa de televisión, "voy a procurar portarme como una dama".

En cuanto a Bachelet, que fue detenida y torturada tras el golpe, no está en su estilo andar a "caballazos" y usar un lenguaje soez, aunque su carácter es también fuerte y decidido y ejerce un evidente liderazgo en su sector.

Lo que resulta evidente es que si bien Michelle Bachelet y Evelyn Matthei, tienen un origen familiar semejante, y son mujeres que han entrado a la política con carácter y determinación, las experiencias de vida y la actuación política las separa y diferencia.