Planean monitorear calidad del aire en ciudades medias de México

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) buscará que todas las ciudades medias del país (de un millón de habitantes en adelante) cuenten con un sistema de monitoreo de la calidad del aire.

Así lo adelantó Francisco Barnés, titular del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en una conferencia de prensa ofrecida después de la inauguración del grupo de trabajo de la Coalición de Clima y Aire Limpio que se realiza en nuestro país.

Informó que actualmente las mayores concentraciones de precursores de ozono y carbono negro (ollin) se ubican en las ciudades más grandes del país, debido a la circulación de vehículos automotores y en particular al transporte público que se mueve con diésel.

El funcionario federal indicó que además el problema se centra las ciudades de la frontera norte del país, donde circulan muchos vehículos que ya han sido desechados en los Estados Unidos.

Sin embargo, explicó, en las ciudades más grandes de México como el Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey, donde operan desde hace tiempo redes de monitoreo, se ha observado una disminución real en estos contaminantes conocidos como "de vida corta".

Además, abundó Barnés, hay un total de 23 ciudades del país en donde ya operan redes de monitoreo que contribuyen a dar un seguimiento preciso sobre la presencia de contaminantes.

No obstante, el objetivo de la Semarnat es establecer redes de ese tipo en todas las ciudades medias grandes del país, es decir aquellas con más de un millón de habitantes, para garantizar la eficiencia de las políticas públicas a través de una medición confiable de la emisión de contaminantes.

El titular del INECC no precisó el plazo en el que se pretende llevar a cabo esta acción, pero confió en que se logre lo antes posible e incluso que posteriormente se establezcan sistemas de monitoreo en ciudades con medio millón de habitantes.