Alertan sobre ley que enajena los recursos naturales

La ratificación en las últimas horas por parte del Congreso Nacional de la "ley de Reconversión de Deuda Pública por Recursos Naturales", ha desencadenado voces de alerta a los hondureños por considerar que se esta hipotecando al país.

"Es algo que ha sorprendido a todos y evidencia que la corrupción y la falta de transparencia están haciendo mucho daño al país", dijo a la emisora HRN, Mauricio Villeda, candidato presidencial por el opositor partido Liberal a las elecciones generales de noviembre.

Edwin Pavon, congresista por el partido Unificación Democrática (UD) refirió que "esta ley fue aprobada el viernes pasado a mata caballo en la ciudad de Gracias".

La polémica ley que enajena los ríos, bosques y otros recursos naturales permite al gobierno el cobro por adelantado de la venta de los recursos naturales por 20 años y fue posible su ratificación hace unas horas, porque el gobernante partido Nacional tiene mayoría en el Congreso Nacional.

Incluso el congresista del partido Liberal, Yuri Sabas, apuntó que "esto que se esta haciendo es peligroso, porque a cuatro meses que concluya este gobierno se le esta dando potestad para hipotecar el patrimonio nacional es muy delicado".

La deuda pública de Honduras, ronda los seis mil 500 millones de dolares, de la cual dos mil 500 corresponden a la deuda interna, el resto a la deuda externa.

El decreto aprobado dice: "es necesario tomar las medidas oportunas para aprovechar de manera racional la riqueza del Estado de Honduras, mejorar las finanzas públicas y aunar el crecimiento económico de la nación, traduciéndose en un bienestar individual y colectivo de la población hondureña".

Honduras tiene una población de 8.5 millones de habitantes, de los cuales tres millones viven con menos de un dolar diario, estima el Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (FOSDEH).

Germán Leitzelar, congresista por el Partido Innovación y Unidad (PINU), consideró grave la aprobación de dicha ley, "porque no hay garantías, ni seguridad sobre el destino que pueda darse a los recursos que se capten anticipadamente".

A ello se suma que a inicios de junio pasado, el Congreso Nacional aprobó la nueva ley que regulara las ciudades charter, que permitirá la instalación de enclaves mineros, incluso en las zonas de reserva, como la Biosfera del Río Plátano, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Las ciudades charter, cuyo principal impulsor es el economista norteamericano Paul Rommer, fueron aprobadas el año anterior por el poder legislativo, que entonces presidia Juan Orlando Hernández, actual candidato presidencial por el gobernante partido Nacional.

"Si van a incursionar en la minería en áreas protegidas, será un tema bastante conflictivo, puede ser un desastre", advirtió recientemente en Tegucigalpa, el director de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Cristopher Seeley.

Apuntó que "normalmente es una mejor practica no hacer minería en zonas núcleo o frágiles de gran importancia para la biodiversidad", NTX/MM/AES/