Maxcom pide protección por bancarrota

Maxcom Telecomunicaciones inició un procedimiento voluntario al amparo del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, en la Corte de Quiebras de Delaware, para implementar su anunciada recapitalización y reestructura de su deuda.

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compañía anunció que llevará a cabo una recapitalización y reestructura, con lo que espera reducir significativamente el servicio de su deuda y posicionarse para crecer mediante una contribución de capital por 45 millones de dólares.

Al 23 de julio de 2013, fecha límite para la votación, arriba del 98 por ciento en monto y del 93 por ciento en número, de los tenedores de los bonos emitidos por Maxcom denominados 11 por ciento Senior Notes 2014 votaron aprobando el Plan.

Estos resultados preliminares exceden los umbrales requeridos por la Corte de Quiebras para aprobar el Plan, sujeto a la revisión y conteo final por parte de GCG, quien es el agente de petición, voto y reclamaciones de Maxcom, señaló la compañía.

Aseguró que la reestructura no afectará negativamente a alguno de los clientes, empleados y proveedores de Maxcom.

Durante la reestructura, dijo, Maxcom continuará operando en el curso ordinario del negocio y todos los servicios de telecomunicaciones continuarán sin interrupción y sus empleados y proveedores serán pagados de forma habitual.

Maxcom espera completar la reestructura, la cual está sujeta a la aprobación de la Corte de Quiebras, así como a las condiciones establecidas en el convenio de recapitalización y del convenio de soporte a la reestructura, dentro de aproximadamente 60 días y anticipa salir del Capítulo 11 a inicios del otoño.