Alimentó Zipacná de León el arte guatemalteco con sus propuestas

El pintor y ceramista Zipacná de León, considerado uno de los artistas más importantes e influyentes de la cultura en Guatemala, cumpliría mañana 65 años.

Destacado por su labor también como investigador y mecenas, el artista guatemalteco fue un creador que alimentó el arte moderno con múltiples investigaciones de la cultura de diversos países.

Zipacná de León nació en Guatemala el 25 de Julio de 1948, en el seno de una familia de artistas, tales como su abuelo, el pintor y escultor Rafael Rodríguez Padilla; su padre, el escultor Adalberto de León Soto, y su madre, Fantina Rodríguez Padilla, alumna de la Escuela de Artes Plásticas.

La mayor parte de su infancia la pasó en París, Francia, sin embargo continúo sus estudios en Guatemala y tiempo después, en 1968, se trasladó a México donde se especializó en grabado con Lola Cueto (1897-1978) y Carlos Jurado (1927).

En su juventud se dedicó a realizar proyectos culturales, lo que le trajo frutos antes de los 30 años, ejemplo de ello fue el Programa Permanente de Arte Paiz que en el año de 1977 dirigió.

Puso en marcha las Escuelas Regionales de Arte del Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala, y el Museo de Bellas Artes de Occidente Adalberto de León Soto.

De acuerdo con datos de su vida publicados en el portal "testmegachap.wordpress.com", el artista presentó más de 40 exposiciones personales desde 1967 y participó en numerosas muestras colectivas, dentro y fuera de Guatemala.

Entre sus publicaciones se encuentran estudios de la plástica guatemalteca y fungió 19 años como catedrático de la Escuela Nacional de Artes Platicas Rafael Rodríguez Padilla.

Asimismo, fue asesor de Cultura de la Presidencia del Congreso de la República (1991-92) y dirigió la Escuela Nacional de Artes Plástica.

A lo largo de su carrera recibió numerosos premios y homenajes entre los que destaca el título de Ciudadano Distinguido de la Ciudad de Quetzaltenango, que le fue asignado en el 2000, señala su biografía disponible en el portal en Internet de la galería de arte dieAugen.

Zipacná de León murió el 21 de enero de 2002 en la ciudad de Guatemala mientras que el artista Erwin Guillermo (1951), amigo íntimo del ceramista, fue designado heredero de su obra artística.