Se reabren en EUA heridas del racismo: Granma

La absolución del vigilante blanco George Zimmerman, que mató al adolescente Trayvon Martin reabrió "las heridas sangrante del odio y el prejuicio" racial en Estados Unidos, afirmó hoy el diario oficial Granma.

El vocero oficial dijo este miércoles que ello ocurre a 150 años de la Proclamación de Emancipación, realizada por el presidente Abraham Lincoln, y a pesar de haber sido elegido por primera vez en ese país un mandatario negro.

Tras reseñar las protestas de "un amplio espectro social" contra el fallo de "no culpable" a favor del vigilante, Granma comentó que el juicio dividió a la nación entre quienes creen que Zimmerman actuó en legítima defensa y quienes piensan que lo hizo motivado por prejuicios raciales.

"Si Trayvon hubiese sido blanco, esto no habría pasado", dijo el padre del adolescente muerto, Tracy Martin, a la cadena NBC, tras conocer el fallo.

Según Granma, consciente de la tensión reinante, el presidente Barack Obama llamó a la calma y pidió respeto para la decisión judicial, aunque reconoció que "la muerte de Trayvon Martin es una tragedia". "Sé que este caso ha levantado pasiones", señaló.

"Para muchos analistas, -insistió el diario- el polémico proceso es un ejemplo de que en EE.UU. sigue existiendo un doble rasero dependiendo del color de la piel a la hora de aplicar justicia".

En opinión del órgano del gobernante Partido Comunista, el polémico fallo "retrotrae la nación a la época de la segregación racial, cuando un blanco no sufría las consecuencias legales de matar a un negro".

"La muerte de Trayvon Martin ciertamente abre un nuevo debate sobre las tensiones raciales en Estados Unidos", de acuerdo con el periódico.