Recomiendan plan alimentario de verano para prevenir enfermedades

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tamaulipas recomendó a la población aprovechar el periodo vacacional de verano para adoptar una nueva rutina alimenticia que les permita prevenir enfermedades y mejorar su calidad de vida.

La directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 40 del IMSS, Eloísa Salas Hernández, explicó que las personas en edad productiva, entre los 20 y 59 años de edad, que llevan una vida sedentaria deben consumir menos de mil 500 kilocalorías diariamente.

Refirió que un control adecuado en la alimentación, con menos de mil 500 kilocalorías al día permitirá un mejor control de enfermedades, como la diabetes e hipertensión arterial, prevención de daños en articulaciones, colesterol elevado, obstrucción arterial en el corazón y el cerebro.

Detalló que este régimen alimenticio aplica tanto para hombres y mujeres, excepto para las embarazadas o las personas que realizan ejercicio.

Recomendó ingerir diariamente cuatro raciones de frutas y cuatro de verduras además de dos porciones de leguminosas como lentejas, garbanzos, habas o frijoles, así como tres porciones de 30 gramos de proteína animal como filete de pescado, pollo, res o ternera.

La coordinadora médica del IMSS sugirió incluir dos cucharadas cafeteras de azúcar al día y a la semana dos huevos y algunos trozos de queso como el tipo Oaxaca, panela, cottage o canasto, así como media taza de yogurt natural.

Salas Hernández añadió que en personas con obesidad y sobrepeso, esta rutina alimenticia de reducir kilocalorías por día, ayuda a perder hasta dos kilos por semana, sin el riesgo del llamado "rebote".

Dijo que este régimen alimenticio contiene todos los grupos nutricionales, como proteínas, grasas, fibras, carbohidratos y vitaminas en cantidades suficientes para quienes llevan una vida calificada como sedentaria, cuyo oficio o desempeño requiere de poco movimiento o estar mucho tiempo sentadas.

Exhortó a los derechohabientes del IMSS a que acudan con su médico familiar, para un chequeo general, así como a visitar los módulos de PrevenIMSS, programa institucional diseñado como estrategia para prevenir los diversos factores de riegos en la salud.