Lo erótico no depende del tema sino de su tratamiento: Lara Zavala

La primera condición de un buen texto erótico es que esté bien escrito, porque es una condición de toda la literatura, aseguró el escritor, ensayista y editor Hernán Lara Zavala, durante la charla "Apuntes para una literatura erótica", que se realizó anoche en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

"En el caso específico de la literatura erótica es que muchas veces los autores se van exclusivamente por la parte temática y se olvidan de que es importante el texto escrito, y por eso digo que cuando hay un escrito no solamente se trata de que sea de manera correcta", expresó el autor de "El mismo cielo" y "De Zitilchén".

Agregó que la buena escritura está muy seriamente relacionada con la percepción que el autor tiende de las situaciones entornos y personajes que describe, así como en los detalles psicológicos que observa y de lo que su imaginación logra captar para transformarlos en palabras e imágenes.

"Lo que Juan García Ponce decía del momento en que el deseo logra cristalizar en imagen, tal vez por eso la primera gran diferencia entre lo erótico y lo pornográfico no depende tanto del tema o del asunto en sí mismo, sino del tratamiento y por supuesto del lenguaje que se liga para contar una historia", mencionó.

El autor de "El hombre equivocado", "Charras", "Flor de nochebuena y otros cuentos", agregó que tampoco es sólo cuestión de la agudeza con que se trata, sino con la calidad que tiene que ver con lo que él llama la voluntad de estilo.

"Un estilo es elegir una manera de narrar para que pueda ser efectiva, tiene que ver con voluntades de estilo, delicadeza y a veces por qué no la brutalidad en la apreciación, tono, lenguaje elegido y la peculiaridad de la experiencia descrita", expresó.

También, consideró que un buen texto erótico debe atraer espontáneamente al lector hacia el campo del deseo, para identificarlo con la situación descrita, ya sea de manera espontánea, sorpresiva y a veces elaborada, pero evitando siempre el lugar común y lo forzado.

En su opinión, literatura erótica es aquella que logra reconocer, celebrar y enaltecer los deseos, de manera que apela al sentimiento y a la imaginación, "porque es algo que llevábamos dentro de nosotros".

Al hablar de sus autores eróticos favoritos, Lara Zavala mencionó a Boccaccio, Chaucer, John Cleland, Choderlos de Laclos, D. H. Lawrence, Henry Miller, George Bataille, James Joyce, Vladimir Nabokov, Jerzy Kosinski, John Updike y Juan García Ponce.

Hernán Lara Zavala es narrador y ensayista. Estudió la maestría en Letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde fue docente; hizo estudios de posgrado en la Universidad de East Anglia, Inglaterra. Fue director de Literatura en Difusión Cultural de la UNAM, y coordinador del Centro de Estudios Literarios del Instituto de Investigaciones Filológicas.