Protección Civil explica características de fases de alerta volcánica

Incremento en la actividad volcánica con explosiones esporádicas, pluma continua de vapor de agua y gas, así como la caída de ceniza leve en las poblaciones cercanas, son características de la fase Amarillo Fase Dos del Semáforo de Alerta Volcánica, instrumentado por el Sistema Nacional de Protección Civil.

De acuerdo al organismo, en esta etapa, el volcán lanza fragmentos incandescentes y existe la posibilidad de que haya flujos piroclásticos de corto alcance asociados a las explosiones, así como flujos de lodo o de escombros de corto alcance.

En comparación con el Amarillo Fase Tres, el grado dos de alerta no origina domos de lava, la intensidad de los fragmentos incandescentes no son persistentes, y no es notoria la caída de ceniza en las poblaciones cercanas al volcán.

En general, este sistema de alerta está compuesto por etapas representadas por tres colores, que son verde, amarillo y rojo, cada uno con el propósito de informar a la población sobre la actividad del volcán y describe las medidas de prevención que se deben tomar.

Así, la etapa amarilla comprende tres fases y se recomienda, en general, que hay permanecer atento a la información oficial que se difunda en los diversos medios de comunicación.

Recomienda que hay que tener a la mano los documentos importantes, así como ensayar desplazamientos a sitios seguros, de reunión y refugios temporales.

De igual forma, exhorta a la población a seguir las instrucciones que señalen las autoridades y a preparse para una posible evacuación.

Este martes el Semáforo de Alerta Volcánica por la actividad del Popocatépetl bajó a Amarillo Fase Dos, luego de permanecer desde el 6 de julio en Amarillo Fase Tres.