Suscriben Bolivia y Ecuador cinco convenios de cooperación

El presidente ecuatoriano Rafael Correa y su homólogo boliviano Evo Morales suscribieron hoy en Quito acuerdos de cooperación en diversas áreas, como salud, justicia, patrimonio y ambiente, informó una fuente oficial.

En su portal digital, la estatal agencia ecuatoriana Andes señaló que los convenios fueron firmados tras una reunión bilateral de varias horas, en el marco de la visita que cumplió Morales a Quito este martes.

Ambos mandatarios acordaron, además, una alianza estratégica en temas de comunicación entre los ministerios del ramo de Bolivia y Ecuador, así como un acuerdo de entendimiento que permitirá la implementación de estos convenios entre los países latinoamericanos.

"En las décadas pasadas parecía haber una competencia para sacar presidentes (...), ahora trabajamos junto con nuestros pueblos para ampliar nuestros mercados internos, los mercados regionales", dijo el presidente Morales.

Advirtió que "si no acompañamos la liberación social con la liberación económica, de nada servirá que luchemos por la verdadera independencia de nuestros pueblos".

"Estamos organizándonos y siento que hay familias que nos miran con confianza y esperanza. Nuestra tarea es esa: darle esperanza a los pueblos abandonados", enfatizó el mandatario boliviano.

Subrayó que "estos no son meros encuentros de firma de convenios, de lo que se trata es de encontrarnos para alcanzar la liberación de nuestros pueblos".

"Cuando nacionalizamos los hidrocarburos, no necesitamos más del Fondo Monetario Internacional (FMI), teníamos superávit, mejoramos los índices de deserción escolar, es un cambio profundo recuperando los recursos naturales de nuestra madre tierra", acotó.

El presidente Correa, por su parte, destacó que "Bolivia ya no es vasalla, ya no es mendiga: recuperó para su pueblo los recursos naturales. Los pueblos son los que despiertan e impulsan los cambios, pero se debe reconocer el valor de Evo Morales".

Aseguró que su colega boliviano es motivo de "orgullo para Latinoamérica y el mundo", al tiempo que recordó la "agresión" de la que fue víctima Morales en su paso por Europa, cuando cuatro países se negaron a autorizar el paso de su avión por su espacio aéreo.

"Fue un claro atentado contra los derechos consuetudinarios. No se debía actuar así contra Evo Morales. Incluso si el señor (Edward) Snowden estaba en ese avión, nadie tenía derecho de revisar", afirmó el jefe de Estado ecuatoriano.

A juicio de Correa, "el 2 de julio pasará a la memoria como algo inaudito pero también que nuestra América ya no es colonia de nadie, ya no es patio trasero de nadie, ya no es vasalla de nadie".

"Sólo esperamos tu decisión, Evo. Ecuador respaldará totalmente cualquier determinación que tome Bolivia respecto a aceptar o no las disculpas por parte de los países que cometieron esta agresión", abundó.