Realizan estudio sobre "museo del cacao" en área de Chichén Itzá

El INAH realiza un estudio técnico-académico para conocer si la construcción de un "museo" privado en el área maya de Chichén Itzá afectó alguna estructura de esta ciudad precolombina, informó el instituto.

El coordinador Nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Pedro Francisco Sánchez Nava, afirmó que "a la brevedad" deberá estar listo el estudio para conocer si la edificación del "Museo del cacao" por la firma extranjera Chocolate Story Chichén Itzá, S.A dañó el sitio arqueológico.

Tras denuncias públicas se dio a conocer que en la zona poniente de Chichén Itzá, presuntos inversionistas belgas edificaban un "museo", dañando dos sacbé o "caminos blancos" primarios y dos secundarios, lo que dio pie a la clausura de la obra.

Reveló que su presencia en Yucatán tiene como objetivo analizar diversos temas vinculados a la arqueología, entre ellos la construcción de este inmueble en un terreno privado, pero que se encuentra en el área de Chichén Itzá.

La obra, reconoció, se desarrolló sin autorización del INAH, razón por la cual fue suspendida.

"El dictamen se está elaborando. La visita se realizó la semana pasada porque hay que buscar muchos referentes, no podemos emitir un juicio a la ligera, se tiene que partir de una valoración muy específica", aclaró.

El funcionario del INAH también recordó que la ley permite edificar inmuebles cerca de sitios arqueológicos, previo estudios de impacto.

Recordó que desde agosto pasado se notificó a la empresa, luego de realizar tareas de limpieza de sus terrenos, que den a conocer el proyecto.

Al no existir los estudios de factibilidad y percatarse que a principio de febrero pasado se inició la edificación sin los estudios, se les fue requiriendo, hasta que en días pasados se determinó colocar sellos de suspensión de la obra, comentó.

Tras rechazar que se oculte información del caso y que las autoridades locales del INAH hayan permitido la construcción de la obra en forma ilegal, afirmó que se notificarán los resultados del peritaje, mismos que deben ser públicos.

De resultar procedente el caso, reveló que la dependencia podría solicitar la demolición de la obra e imponer sanciones económicas para la firma.

Incluso, confirmó que la Procuraduría General de la República (PGR) interpuso una denuncia penal por iniciativa propia, dado la relevancia del caso.

En el caso de Uxmal, donde la firma también edifica un "museo" a la entrada del sitio, reveló que en este caso el INAH otorgó los permisos correspondientes, dado que se demostró que no existe afectación alguna a la zona arqueológica.