Reafirma corte bloqueo parcial de ley de migración de Carolina del Sur

Una corte federal de apelaciones de Estados Unidos reafirmó hoy el bloqueo a varias provisiones de la ley de migración aprobada en Carolina del Sur en 2011, que criminaliza la presencia de inmigrantes indocumentados en ese estado.

La decisión de la Corte del Cuarto Distrito de Apelaciones, con sede en Richmond, Virginia, fue recibida con beneplácito entre agrupaciones que defienden los derechos de los inmigrantes y que presentaron la demanda para bloquear la implementación de la ley.

"Este fallo unánime afirma de manera categórica el derecho de todas las personas de permanecer libres de hostigamiento y persecución por agencias estatales por cuestiones relacionadas con la migración", dijo Andre Segura, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

A la demanda de estos grupos se sumó otra presentada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la cual argumentó que la ley infringía responsabilidades exclusivas del gobierno federal.

Algunas disposiciones de la legislación fueron bloqueadas por una corte federal el año pasado, entre ellas una que penalizaba no portar documentos de identificación o transportar personas indocumentadas.

Algunas de las previsiones de esta ley retoman las de la regulación migratoria de Arizona, también bloqueadas por cortes federales y por la Suprema Corte de Justicia.

Karen Tumlin, abogada con el Centro Nacional Legal para Migración, y quien argumentó el caso ante la corte de apelaciones, calificó el fallo como una victoria para el movimiento de derechos civiles.

"Está decisión pone de relieve la necesidad de que la Cámara de Representantes (de Estados Unidos) dé seguimiento a la iniciativa del Senado y dé lugar finalmente a un sistema migratorio efectivo, moral y con rendición de cuentas", dijo.

Por su parte, Sam Brooke, un abogado del Centro Legal del Sureste para la Pobreza, consideró que con este fallo "se cierra un capítulo negro en Carolina del Sur".