Reporta Cruz Roja "tranquilos" a tripulantes de barco norcoreano

Los 35 tripulantes del barco norcoreano Chong Chon Gang, capturado en Panamá con un cargamento de armas de Cuba, están tranquilos y pasan el tiempo viendo televisión y fumando, dijo hoy un funcionario de la Cruz Roja Panameña.

"Están todos tranquilos... están viendo televisión; no he visto a ninguno que se haya acercado a nosotros a decirnos que está incómodo", dijo el presidente de la Cruz Roja Panameña (CRP), Jaime Fernández, luego de reunirse con los marinos.

Una misión humanitaria de la CRP, con tres ambulancias y tres médicos, llegó el martes a la base naval de Sherman, frente al puerto de Colón, 80 kilómetros al norte de esta capital, para verificar el estado de salud de los miembros del barco norcoreano.

La nave fue detenida el 10 de julio por sospechas de transportar droga aunque cinco días después el gobierno panameño anunció el hallazgo de armamento, por lo que calificó el caso como contrabando y lo elevó a la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Cuba reveló el martes 16 de julio que las armas le pertenecen y que fueron enviadas a Corea del Norte para su reparación.

Los marinos se han negado a declarar aunque el Ministerio Público los acusó de atentar contra la seguridad colectiva.

Luego de la presencia de los elementos de la CRP, a Sherman llegó una delegación de la Cruz Roja Internacional también para conocer el estatus de los marinos.

Los marinos permanecen en un salón con aire acondicionado, donde tienen televisión y un lugar donde fumar, indicó Fernández.

"No vamos a decir que están en un hotel cinco estrellas pero para lo que están pasando, para nosotros, están bien", comentó.

Señaló que también está tranquilo el capitán, quien controla a su grupo.

Como parte de su labor, los médicos tomaron muestras a los marinos para hacer pruebas de sangre y azúcar.

La Cruz Roja entregará un reporte con recomendaciones al Estado panameño.