Amplia CIDH medidas cautelares a favor de detenidos en Guantánamo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) amplió hoy el alcance de las medidas cautelares a favor de las personas detenidas en la prisión militar de Guantánamo, en territorio de Cuba, en demanda del cierre de esas instalaciones.

La decisión, adoptada por iniciativa propia, derivó del incumplimiento por parte de Estados Unidos de las medidas cautelares ya vigentes desde 2002 a favor de los detenidos.

Otros factores que incidieron en esta decisión fueron la persistencia de situaciones de detención prolongada e indefinida, y denuncias de abuso y maltrato generalizado, incluyendo la realización de requisas que la Comisión calificó de "innecesarias y humillantes".

A ello se suma también la alimentación forzada de detenidos que se declararon en huelga de hambre, y el aumento de la segregación y el aislamiento de los detenidos.

La Comisión llamó de nueva cuenta la atención del gobierno estadunidenses a observar a las normas internacionales que exigen el respeto a la autonomía personal y la dignidad.

"La comisión ha decidido ampliar el alcance de estas medidas cautelares y exigir al gobierno de los Estados Unidos proceder con el cierre inmediato del centro de detención en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo", apuntó el organismo en un comunicado difundido aquí.

La CIDH citó también como causales las obligaciones internacionales de derechos humanos asumida por Estados Unidos como estado miembro de la OEA, y "el riesgo permanente de sufrir daños irreparables de los derechos de los detenidos, el cual se agrava con el paso del tiempo".

En su llamado la comisión pidió también la transferencia de los detenidos a sus países de origen o a un tercero, en observancia de las garantías de derechos humanos y acelerar la liberación de los detenidos a quienes ya se le ha aprobado la transferencia.