Invadirá danza butoh de Sankai Juku el Palacio de Bellas Artes

Un espectáculo dancístico que aborda poéticamente el tiempo y el espacio, el día y la noche, es "Tobari", que a cargo de la compañía de butoh Sankai Juku ofrecerá dos funciones en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, los días 25 y 26 de julio.

En conferencia de prensa, realizada hoy en la Sala Adamo Boari del citado recinto cultural, Ushio Amagatsu, director de la compañía japonesa, refirió que la propuesta que presentarán alude al tiempo eterno y al tiempo que se repite, "es decir entre éste y el ser humano".

"No es una pieza que tenga una explicación, sino más bien se representa poéticamente en el escenario a través de los movimientos de los bailarines y con la música", aseguró.

Aclaró que tampoco puede explicar cada movimiento, porque si lo haría ya no sería danza y perdería muchas cosas; "la pieza coreográfica está conformada por siete bloques o siete escenas", anotó.

Sostuvo que pese a que los bloques o escenas tienen flujos de movimientos lentos y rápidos, esto no significa una lentitud, sino la tensión entre el tiempo y el ser humano.

Otro elemento importante en la coreografía, dijo, es la música, que da vida a la pieza mediante tres compositores y músicos: uno toca el órgano electrónico, otro es percusionista y el último es un pianista electrónico.

Expuso que si bien él elige un tema que ya tiene compositor, los músicos son quienes se encargan de hacer una versión especial para la obra, a partir de la cual trabajan los bailarines; "también los autores escriben sus piezas al momento en el que se va montando la coreografía", detalló Amagatsu.

Expuso que este tipo de propuesta surgió en la década de los 70 con danza contemporánea y tradicional de Japón, pero como el movimiento artístico que se hacía en Francia también pasaba en su país, él decidió incursionar en el mundo del butoh, buscando y explorando a su propia manera de expresión.

"En esa época estaban dos grandes maestros que iniciaron la danza butoh, de ellos tomé mucha influencia pero siempre buscando mi propia aproximación", comentó.

Después de su última visita a México en 2001, Sankai Juku y Ushio Amagatsu regresarán con la coreografía "Tobari" (como en un incesante flujo), en la que el público podrá admirar un silencioso cielo estrellado y una pequeña galaxia, elementos utilizados por el director para crear un nuevo mundo, oscuro y parpadeante.

"Tobari", cuyo significado refiere a la pieza de un material que divide un espacio en dos, es un espectáculo lleno de secuencias del surgimiento de la vida, su desaparición y renacimientos, elementos que invitan al público al cosmos de la vida.

Creada en 1975, bajo la dirección de Amagatsu, Sankai Juku presentó su primera gran producción "Kinkan Shonen" en 1978, en la cual expuso una danza butoh con una imagen clara y estremecedora, donde la fuerza de cada movimiento, nutrida por los orígenes del mundo, mostraba una aprehensión apasionada de la vida, la muerte y la universalidad.

La compañía, con sede en Tokio, fue invitada por primera vez al Festival Internacional de Nancy en 1980, a partir de entonces ha realizado giras por Europa, América del Sur, Australia y Asia, así como por Estados Unidos.

El director y diseñador Amagatsu ha montado y producido 13 coreografías para el Theatre de la Ville en París. En 1988 creó "Fushi", con música de Philip Glass, por invitación de la Fundación Jacob´s Pillow, en Estados Unidos. Un año después fue nombrado director artístico de la Spiral Hall en Tokio, donde dirigió "Apocalypse" y "Fifth-V".