Bromea príncipe Guillermo con que su bebé tiene más cabello que él

El príncipe Guillermo bromeó diciendo que su hijo recién nacido tiene más cabello que él, al hacer la primera aparición pública, junto con la princesa Catalina en las puertas del hospital londinense de St. Mary´s ante la lente de decenas de fotógrafos de todo el mundo.

Con una amplia sonrisa, Kate, como se le conoce de cariño, cargó en sus brazos al bebé que nació ayer en la tarde, y después se lo pasó al príncipe Guillermo quien sonriente saludaba a la multitud que se dio cita en las afueras del hospital.

"Aún estamos pensando en el nombre" afirmó el príncipe Guillermo a la prensa.

"Fue muy emotivo, muy especial" dijeron a las cámaras los duques de Cambridge. Guillermo bromeó "tiene más cabello que yo".

La duquesa vestida de azul en coordinación con la camisa del mismo color de su esposo mostró orgullosa al bebé que estaba envuelto en una cobija blanca.

Momentos después abordaron una camioneta negra con destino al Palacio de Kensington, residencia oficial de Guillermo y Kate en Londres.

Los duques posaron con su hijo frente al mismo hospital donde hace treinta y un años el príncipe Carlos y la princesa Diana presentaron por primera vez al príncipe Guillermo.

Horas antes, los abuelos maternos y paternos visitaron por separado a su primer nieto en el hospital antes de que Kate fuera dada de alta.

Los primeros en llegar fueron los padres de Kate, quienes sonrientes afirmaron a la prensa que "el bebé está hermoso" para inmediatamente subir al taxi que los transportó.

Después llegaron en un auto de lujo el príncipe Carlos y su esposa Camila. El príncipe Carlos dio la primera señal de que los padres estarían a punto de abandonar el centro hospitalario al declarar a la prensa "ya verán en un minuto".

"La gran espera de Kate" (#thegreatkatewait) la referencia en Twitter a los días de espera finalmente concluyó con la aparición pública de los duques de Cambridge.

Sin embargo, aún habrá que esperar el nombre del bebé. Entre los predilectos del público británico se encuentran Jorge, Felipe y Jaime.

La familia real pasará los siguientes días en su residencia de Londres, el recientemente remodelado Palacio de Kensington.

El recién nacido es el tercero en la sucesión para acceder al trono británico, después de su abuelo el príncipe Carlos, y de su padre Guillermo, duque de Cambridge.