Necesario optimizar calidad en unidades de salud para detectar cáncer

La única forma de atender de manera oportuna a las mujeres con cáncer de mama y cervicouterino, es optimizar la calidad en gabinetes o unidades de salud y crear un registro nacional de quienes lo sufren, señaló la legisladora Flor de María Pedraza Aguilera.

La presidenta del Comité del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género de la Cámara de Diputados expuso que se requiere combatir los problemas técnicos que presentan instituciones de salud públicas y privadas, en cuanto a la detección de la enfermedad.

En conferencia de prensa informó que presentará dos puntos de acuerdo en el próximo periodo de sesiones. En el primero de ellos, prevé solicitar al Ejecutivo garantizar la calidad en las unidades de salud que prestan la función de mastografías en el país.

En el segundo, dijo, se busca impulsar la homologación de los registros nacionales de cáncer para llevar un control de pacientes, además de eliminar los candados en expedientes médicos, respetando la dignidad del enfermo y concentrando los principales datos de su padecimiento.

La legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) comentó que el Comité está comprometido para trabajar de manera conjunta con las sociedades civiles, a fin de crear campañas de concientización acerca de la importancia de la autoexploración y prueba del Papanicolaou.

En tanto, Mayra Galindo Leal, directora general de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, alertó que el cervicouterino representa 13 por ciento de las muertes en todos los grupos de edad y los estados de la República con mayores tasas de mortalidad son Chiapas, Guerrero, Morelos y Veracruz.

Aseguró que las asociaciones civiles representan un papel fundamental, ya que acercan a las mujeres a tratarse de manera oportuna contra el cáncer y se les invita a utilizar el Seguro Popular, el cual atiende a 100 por ciento de los casos de esta enfermedad.

Durante su intervención, Rosa Leticia Molina Gutiérrez, representante del Instituto Nacional de Radiología, dio a conocer que a causa del cáncer de mama una mujer muere cada dos horas, por lo que propuso generar campañas en instituciones de nivel secundaria sobre la autoexploración y mejorar las instalaciones hospitalarias.

En su oportunidad, Karina Cabal, directora de Novamedic Administración Médica, expuso que anualmente registran 100 mil casos de cáncer cervicouterino, la segunda causa de muerte a nivel nacional.

Subrayó que a este mal se le conoce "como cáncer de la pobreza", pues quienes lo padecen generalmente practican relaciones sexuales a temprana edad, lo cual desarrolla la posibilidad de la transmisión del virus de papiloma humano.

Además de que tienen múltiples parejas sexuales y padecen tabaquismo, mala nutrición y falta de revisiones médicas que por la escasez económica no pueden realizarse, indicó.

Explicó que los síntomas no son muy claros porque pueden confundirse con un diversas patologías ginecológicas, lo que propicia que el cáncer cercicouterino sea detectado en etapas avanzadas.

Las colposcopias y el Papanicolaou pueden ayudar a diagnosticar de manera oportuna este tipo de cáncer, además de ser pruebas sencillas y de bajo costo, reiteró.

En este sentido sostuvo que es mejor impulsar campañas de prevención que gastar en futuros tratamientos que disminuyen la calidad de vida de las mujeres.

"No sólo se deben ofrecer instalaciones médicas y tratamientos clínicos, sino fomentar la cultura de prevención y educación sexual en los jóvenes", enfatizó.