Fallece el legendario ex árbitro Arturo Yamasaki

El ex árbitro Arturo Yamasaki, quien participó en las Copas del Mundo Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970, falleció hoy a la edad de 84 años.

Durante la Copa del Mundo México 70, Yamasaki Maldonado dirigió el llamado "Partido del Siglo" Italia-Alemania.

Después de retirarse en junio de 1975, presidió la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), y el 16 de enero de 2011 recibió el Balón de Oro en el homenaje que le rindió la familia futbolística.

Arturo Yamasaki Maldonado, de origen peruano, nació el 11 de mayo de 1929, y es considerado uno de los hombres más emblemáticos del arbitraje mundial en las décadas de los 60 y 70.

Su gusto por llevar el silbato y dirigir los encuentros lo alejó de ser seminarista y con el paso de los años se convirtió en uno de los mejores hombres de negro (de ese color era antes el uniforme de los silbantes, a nivel mundial).

Después de su participación en el mundial realizado en Chile, fue Guillermo Cañedo quien lo trajo a suelo mexicano en 1968, en la cúspide de su carrera arbitral, misma que se coronaría dos años después en la semifinal del Mundial de Futbol de la FIFA México 1970.

Ante más de 86 mil espectadores, el 17 de junio de 1970, Arturo Yamasaki saltó a la cancha acompañando a dos de los equipos más poderosos que han existido en la historia del futbol: la Selección de Italia y Alemania.

Por la primera estaban, entre otros, las estrellas Luigi Riva, Gianni Rivera, Enrico Albertosi, Giacinto Facchetti, Alessandro Mazzola y Roberto Boninsegna, en la segunda Franz Beckenbauer, Gerd Müller, Sepp Maier, Uwe Seeler, Karl-Heinz Schnellinger, Wolfgang Overath y Berti Vogts.

"El hombre de negro llevó las acciones de un empate de alarido en el último minuto del tiempo corrido, y después los tiempos extras que terminaron con victoria italiana de cuatro goles a tres en vertiginosa serie de volteretas y la estampa del "Kaiser" Beckenbauer con el hombro dislocado utilizando un cabestrillo", se leyó en el discurso de aquella noche cuando recibió el Balón de Oro.

Ese, Partido del Siglo, lo inmortalizó y en 1975 se retiró, para posteriormente ser instructor de los silbantes mexicanos y presidente de la Comisión de Arbitros.

Sus conocimientos y gran amor por esta actividad lo llevaron a editar el libro Las Reglas del Futbol Ilustradas, además de ser un anecdotario de varios pasajes por el rectángulo verde.

La Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) lo reconoció con la entrega de la insignia Especial Award y, por su lado, la Concacaf lo indujo al Salón de la Fama.