Recuperar soberanía alimentaria, el reto: diputados

El reto para el país es contar con una política agroalimentaria en el país que asegure de forma paulatina el abasto de productos básicos sin recurrir al mercado externo o bien hacerlo en un porcentaje mínimo, afirmó el diputado federal Ricardo Cantú Garza.

El legislador por el Partido del Trabajo (PT) señaló que es necesario que el país recupere su identidad como una de las principales potencias en producción agrícola, pues en los últimos años la balanza agroalimentaria ha sido deficitaria, salvo contados periodos.

El presidente de la Comisión Especial de la Alimentación de la Cámara de Diputados aseveró que la soberanía alimentaria es una cuestión de seguridad nacional para cualquier nación, y en el caso de México el concepto está lejos de cumplirse.

Al presentar el informe de labores de esa instancia legislativa llamó a seguir promoviendo la pequeña y la mediana agricultura, pues es la única que puede ser a la vez socialmente justa, ambientalmente sana y económicamente viable, es decir sostenible.

Llamó a seguir preservando el mercado agroalimentario interno y reactivar las cadenas productivas que apunten a atender de nuevo la demanda nacional y los mercados locales, permitiendo así la integración de cadenas económicas que impulsen sistemas comerciales, agroindustriales y financieros, sobre todo de carácter asociativo.

Cantú Garza dijo que un tema que genera inquietud entre los integrantes de ese grupo de trabajo tiene que ver con la posibilidad de que, en el marco de la reforma hacendaria, se plantee la modificación de la Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado para eliminar la tasa cero en alimentos.

Desde su perspectiva, esa medida tendría severas consecuencias en el nivel de vida de los mexicanos pues aumentará el precio de esos productos.

Consideró necesario realizar consultas con académicos, con el Centro de la Finanzas Públicas del órgano legislativo y con universidades, "para que nos hagan llegar análisis y estudios sobre el impacto que causaría un cambio en la tasa del impuesto al valor agregado en alimentos".

Ante los retos que representa alcanzar la soberanía alimentaria en el caso de México remarcó la importancia de tener una política agroalimentaria que vaya asegurando de manera paulatina el abasto de los productos básicos, sin recurrir al mercado extremo o hacerlo en un porcentaje mínimo.

Asimismo, subrayó, se requiere una política que pueda hacer frente a fenómenos climáticos y sanitarios que puedan afectar el comportamiento del mercado local e internacional de productos alimentarios.