Pide sector comercio reducir trámites para abrir un negocio

El sector del comercio organizado en el Distrito Federal se congratuló por el Programa para la Formalización del Empleo 2013, anunciado la víspera por el Ejecutivo, pero pidió "pasar la podadora" a las más de 20 regulaciones que existen para generar un nuevo negocio en la capital y reducirlas a cinco o seis.

De esa forma, señaló, será posible cumplir la meta propuesta de incorporar al sector formal de la economía a unos 200 mil trabajadores en el segundo semestre de este año.

En el marco del anuncio de la Expo Decoración y Regalo que se realizará la próxima semana en la ciudad de México, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) local, Ricardo Navarro, dijo que el Ejecutivo habló de incorporar a la formalidad a 200 mil trabajadores que están en la informalidad, lo cual es una meta ambiciosa.

"Nosotros vemos con muy buenos ojos el que el gobierno se esté dando cuenta que tener a seis de cada 10 trabajadores en la economía informal es insostenible", expuso en entrevista.

Reconoció que alcanzar la meta de 200 mil empleos formales en el segundo semestre del año no será tarea fácil, toda vez que uno de los graves problemas del sector es la excesiva normatividad para generar un negocio en el país, ya que son 24 los requisitos para abrir un negocio y así una persona que está en la informalidad "prefiere seguir aguantando sus condiciones que cumplir con ello.

Y es ahí, subrayó, donde se tiene que "sacar las tijeras y hacer una poda, una poda muy, muy seria de requisitos burocráticos y llevarlo a cinco o seis trámites sencillos de obtener, para que realmente haya un aliciente para transformar los empleos informales".

El presidente de la Canaco-Servytur aseguró que los empresarios están en pláticas con las autoridades para generar más empleos formales, pero consideró que para formalizar al sector informal tendrán que actuar tanto gobiernos locales como federal para dar facilidades e impedir que sigan ubicándose en la vía pública.

Insistió en que lo que se necesita es que haya impuestos fáciles y sencillos de pagar, para que el sector informal prefiera formalizarse en lugar de repartir dádivas a inspectores y autoridades corruptas. "Necesitamos esa doble pinza. Que la autoridad actúe como autoridad, no como autoridad permisiva y corrupta y por otro lado, la facilidad para volverse formal", argumentó.