Desmonte de bosques y selvas afectan desarrollo sustentable

En el país urge fortalecer los instrumentos para un aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, ante la práctica persistente de desmonte agropecuario, tala ilegal, invasiones e incendios forestales, advirtió el legislador Arturo Escobar y Vega.

Lamentó que se mantengan prácticas que agravan la productividad de bosques y selvas en el país, a pesar de la vigencia de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Mencionó que México es uno de los 17 países con mayor diversidad en el planeta, por la gran cantidad de especies que lo habitan, y subrayó que los bosques cubren la tercera parte del territorio nacional y albergan gran variedad de especies animales de incalculable valor.

El coordinador del Partido Verde en la Cámara de Diputados, señaló que existe una relación inversamente proporcional entre la riqueza natural de los territorios y la pobreza económica de sus pobladores.

"En los bosques habitan 11 millones de personas, que viven en condiciones de pobreza extrema, por lo que es necesario proteger estos ecosistemas mediante el fortalecimiento de la ley y su aplicación de manera disciplinada".

Advirtió que cada año se pierden alrededor de 700 mil hectáreas de bosques, que el desmonte agropecuario y las invasiones son constantes y, a pesar de los operativos de inspección y vigilancia, los taladores clandestinos proliferan y se han profesionalizado.

Reconoció los esfuerzos del Gobierno federal en favor del medio ambiente, con acciones como las proyectadas en los próximos meses con la plantación de 180 millones de árboles y reforestar un millón de hectáreas en el curso del sexenio.

"Cuidar y aprovechar nuestros bosques de manera responsable, será una forma de mejorar la calidad de vida para los hombres y mujeres que en ellos habitan, y especialmente para todos los mexicanos".

Sin embargo, insistió, el cambio de uso de suelo, la transformación de terrenos forestales en tierras para la producción agrícola, la tala clandestina y los incendios forestales, son algunas de las principales amenazas de los bosques nacionales.