Supera Guanajuato problema de sequía tras intensas lluvias

Las lluvias registradas este año en la entidad superaron las expectativas, por lo que la sequía en Guanajuato en 2011 y 2012 quedó atrás, de acuerdo con la dirección local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El organismo indicó que en julio ha caído 171.1 milímetros de agua, cuando el pronóstico era de 117.2 milímetros y aún faltan días para que concluya el mes.

La Conagua refirió que en 2011 se registró la peor temporada de la historia, seguido de 2012, cuando la lluvia no rebasó la media histórica de 133.8 milímetros por metro cuadrado, pero en esta ocasión, las lluvias han favorecido al campo guanajuatense.

En su cuenta de Twitter, la Conagua resaltó que Jaral del Progreso e Irapuato son los municipios con las mayores lluvias en este año.

"En Guanajuato, las lluvias se han generalizado y las principales presas de almacenamiento que opera y administra la Conagua se recuperan", informó el organismo.

"En este año tenemos mayor cantidad de agua que lo que fue 2012 y 2011, rompimos con el índice de sequía que tuvimos por dos años", resaltó Gerardo Ortigoza Díaz, jefe de Comunicación de la Conagua.

Las cinco principales presas del estado han acumulado este año 955 millones de metros cúbicos de agua, mientras que en 2012 tenían 937.4 al 22 de julio.

Las presas de Solís, Acámbaro, La Purísima en Irapuato; Tepuxtepec, que se ubica entre Michoacán y Guanajuato, la laguna de Yuriria y la presa Ignacio Allende en San Miguel de Allende, son las que regula Conagua en el estado.

En cuanto a las afectaciones, la lluvia ha ocasionado encharcamientos e inundaciones en colonias de Irapuato y Silao.

Este martes, el gobernador Miguel Márquez Márquez, informó que las lluvias han traído beneficios, "porque a estas alturas, ya llovió más que en 2012".

"Primero, las lluvias han beneficiado, estamos hablando que tenemos un 70 por ciento de lluvias, ya permiten a muchas de las presas recuperar los embalses, está permeando el agua a los manos freáticos", dijo.

Consideró una buena noticia, "habrá algunas parcelas inundas en las ciudades con mayores problemas, recurrentemente Irapuato y Silao, hay que estar atentos con Protección Civil del estado, pero en general ha traído más beneficios".

La lluvia registrada el sábado pasado originó un torbellino en la laguna de Yuriria, que se forma debido a la presencia de alta nubosidad y vientos descendientes.

El evento duró aproximadamente 35 minutos y causó el deslave de un cerro que destruyó el empedrado de tres calles.