Pedirá UE a G-20 dar prioridad al crecimiento y creación de empleo

La Unión Europea pedirá a sus socios en el Grupo de los 20 (G-20) dar prioridad a la reanudación del crecimiento económico y a la creación de empleos durante la cumbre que celebran los días 5 y 6 de septiembre en San Petersburgo, Rusia.

Esa es la orientación que los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, hicieron a los gobernantes de los Veintiocho en una carta conjunta difundida este martes en Bruselas.

"Los líderes (del G-20) deben adoptar un fuerte "Plan de Acción de San Petersburgo", con un paquete de medidas centrado en el crecimiento equilibrado y la mejora de la sostenibilidad", señalan en el documento, que establece la posición de la UE de cara a la cita.

En ese marco, se comprometen a atajar la fragmentación y "limpiar" el sistema financiero europeo, además de completar las reformas estructurales y la consolidación fiscal en los Veintiocho, con el fin de mejorar la competitividad y la sostenibilidad de la deuda pública.

Empero, piden que los demás socios del G-20 sigan el ejemplo y "continúen a desarrollar e implementar agendas de reformas estructurales amplias para mejorar la competitividad y acelerar los cambios en los actuales modelos de crecimiento".

Al mismo tiempo, piden a las economías avanzadas del grupo, y en particular a Japón y Estados Unidos, "seguir implementando o crear planes de consolidación fiscal creíbles a medio plazo".

Los países con grandes superávits también deberían contemplar medidas para "impulsar las fuentes internas de crecimiento", aconsejan los líderes europeos.

Barroso y Van Rompuy advierten de que la reforma de la arquitectura financiera internacional debe ser finalizada, así como la implementación de las nuevas regulaciones, como los nuevos requisitos de capital de Basilea.

Asimismo, urgen el G-20 a enviar un "fuerte mensaje contra el proteccionismo" y buscar un acuerdo exitoso en la próxima reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se celebrará en diciembre en Bali, Indonesia.

En la lista de prioridades de los líderes europeos constan, además, la lucha contra el fraude y la evasión fiscal, contra la corrupción y a favor del desarrollo y de la energía.