Impulsan al sector turístico ante una contracción en Chiapas

La industria turística en Chiapas sufre de una contracción severa, pues las estadísticas señalan que el sector dejó de crecer el último semestre del año pasado, y empezó a tener una desaceleración de la economía, afirmó Mauricio Penagos Malda, presidente de la Federación Turística.

Añadió que este año arrancó muy suave, "traemos una diferencia entre un seis al 10 por ciento en decrecimiento en relación con el año anterior".

"Por ahora no pensamos en ampliar ni abrir otras empresas, debido a que en el primer año del gobierno está resultando muy complicada la economía, tampoco queremos despedir personal, haremos un esfuerzo de mantenernos, incluso con ofertas en restaurantes y hoteles", señaló.

Eso nos indica, dijo, "que hay una contracción, el cambio de gobierno federal y del estado ha tenido un impacto, más la resaca de lo que sucedió en el sexenio pasado con Juan José Sabines Guerrero, nos pegaron tan duro por el colapso financiero, pues dejó al estado en muy malas condiciones en economía".

Resaltó que este escenario pone en una situación difícil en el arranque del nuevo gobierno de Manuel Velasco Coello, "esperamos que a partir del segundo semestre de este año se deba comenzar a ver por lo menos el circulante".

Indicó que es el mismo gobierno el principal generador de la economía, los niveles de crecimiento son bajos, "necesitamos mayor participación de la industria de restaurantes, del turismo en general".

El empresario resaltó que por ahora se ha mantenido la planta productiva, en la hotelería hay mucha inversión, capacitación, sensibilización, no hemos despedido, personal pero habrá momento en que lo tengamos que hacer.

"Hay momentos en que las cosas empiezan a bajar a niveles insoportables, preocupantes, por ahora la desaceleración ha prendido focos amarillos en materia económica por las complicaciones", advirtió.

"Sin embargo, esperamos una señal de que el gobierno de Velasco Coello ya se está organizándose, y que puede comenzar a haber circulante, en las micros y pequeñas empresas son las que más sufren de la desaceleración económica", expuso.

Penagos Malda dijo que de la oferta de 17 mil cuartos de hotel, la ocupación es del 50 por ciento, "ya esperamos otros niveles de crecimiento y desarrollo para el próximo año de parte de la administración estatal".

En su turno, la presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles del Centro de Chiapas, Maribel Gutiérrez Niño, dijo que la demanda de servicios del sector a tan solo un 30 por ciento de la capacidad instalada de 17 mil habitaciones.

Apenas comienza la recuperación, estamos a punto de ubicarnos en el 52 por ciento, pero lo ideal es que lleguemos cuando menos al 80 por ciento, esperamos que el gobierno del estado traiga a Chiapas eventos nacionales para mover la economía y generar derrama económica.

Una de las metas es generar ingresos a la economía estatal este año superior a los cinco mil millones de pesos, estuvimos en una situación muy crítica que apenas se empieza a nivelar, esperemos que haya un ascenso ya desde el segundo semestre de este año, manifestó.

En el estado no hay nuevos negocios, prácticamente lo que han crecido son las casas de empeño, mismas que están siendo investigadas por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), que ha clausurado unos 50 establecimientos ente Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.

A su vez, el docente de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), campus Chiapas, René Cruz Montalvo, indicó que menos de 50 por ciento de las ganancias de los negocios radicados en la entidad son gestados con divisas foráneas.

Enfatizó que el estado captó 1.2 millones de dólares en el primer trimestre del año, se incluye dos unidades vinculadas con manufacturas y comercio, las micros, pequeñas y medianas empresas tienen suma importancia, bajo el contexto actual de desaceleración, debido a que la totalidad o buena parte de sus ingresos son derramados en su zona de operación.

Por su parte, la diputada local por el PRD, Alejandra Soriano Ruiz, pidió investigar al ex gobernador Juan José Sabines Guerrero, por el colapso financiero en que dejó al estado, con una deuda pública y privada que supera los 40 mil millones de pesos, lo que ha generado falta de liquidez en el gobierno del estado, receso o desaceleración de la economía, falta de inversión y ausencia de generación de empleos.