Plantean que información sobre licitaciones no sea reservada

El presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Cámara de Diputados, José Luis Muñoz Soria, afirmó que la ley de transparencia deberá evitar que la información relativa al manejo de recursos y suscripción de contratos de licitación quede reservada.

"No debe haber información reservada de ningún tipo, mas que los planes que manejan las Fuerzas Armadas por ser estratégicos para la seguridad del país", afirmó el diputado federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En entrevista, Muñoz Soria advirtió que fomentar y apropiarse de una cultura de transparencia es la única forma para lograr que en el país los servidores públicos rindan cuentas de los recursos que manejan.

Por ejemplo, dijo que si es un contrato de licitación para Petróleos Mexicanos (Pemex) o la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para la Sagarpa o la delegación Cuauhtémoc, se debe decir a qué se refiere. "No tiene por qué haber nada reservado".

Aunque se tengan las mejores disposiciones legales que planteen la obligatoriedad de informar en qué se utilizan los recursos públicos, si no se desarrolló una cultura de transparencia, difícilmente se podrá combatir la corrupción y la impunidad, destacó.

En la nueva Ley de Transparencia que se procesará de acuerdo a la reforma del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), "no tiene por qué haber nada reservado, salvo la información relacionada con la seguridad nacional, aseveró.

La rendición de cuentas deberá incluir las partidas presupuestales de los partidos y sindicatos, así como los contratos de licitación de las empresas paraestatales y cualquier dependencia pública federal, detalló el perredista.

"No debe haber opacidad argumentando que se requiere mantener una información reservada", insistió.

Muñoz Soria comentó que "los que hacemos la política pública y tenemos alguna responsabilidad andamos buscando a ver cómo le damos la vuelta para no rendir las cuentas", y eso debe romperse, si se pretende avanzar hacia una sociedad más igualitaria.

Por ello, reconoció que hace falta mucho para ahondar en la transparencia y rendición de cuentas, ya que no es solamente una cuestión de leyes, sino de apropiarse de una cultura de honestidad y honradez.

Estos "son los tiempos actuales de la política y quien está dentro de un área ejecutiva o legislativa tiene responsabilidades y obligaciones que deben cumplirse, porque la ciudadanía lo exige, enfatizó el legislador.

La transparencia debe empezar por la propia casa, para alentar la credibilidad de los ciudadanos, "es lo más sano", con el fin de que la rendición de cuentas forme parte de una cultura integral que contribuya a combatir la opacidad, puntualizó.