Pretenden evitar contingencias con residuos peligrosos en Colima

Son más de mil los generadores potenciales de residuos peligrosos que se tienen registrados en la entidad, por lo que para evitar contingencias o riesgos entre la población se realizan constantes visitas de inspección.

El delegado estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Ciro Hurtado Ramos, señaló que para ello se tiene un programa anual de visitas de inspección y verificación en materia industrial.

"La prioridad de la Profepa es vigilar a las empresas que son generadores de residuos peligrosos, para tener la certeza de que son dispuestos de manera correcta, entregados a empresas de servicio autorizadas para su transportación, y que su destino final sea el adecuado en lo que respecta al confinamiento, incineración y reciclaje", explicó.

Tras precisar que los grandes generadores son los que dejan al año más de 10 toneladas en peso bruto total de residuos peligrosos, o su equivalente en otra unidad de medida, aseveró que anualmente se realizan alrededor de 200 visitas de inspección, para verificar la disposición final de dichos residuos.

Dio que además de las empresas generadoras de residuos peligrosos, la Profepa verifica la importación y exportación de residuos peligrosos en el puerto de Manzanillo, a fin de que cada movimiento transfronterizo cuente con la autorización otorgada por la Semarnat.

Reconoció que a últimas fechas se ha localizado en el puerto la importación de desechos eléctricos sin las autorizaciones correspondientes, "lo que ha propiciado el inicio de un Procedimiento Administrativo y el retorno de la mercancía a su país de origen".

"El último caso, registrado este año, fue de 15 toneladas de desechos electrónicos considerados residuos peligrosos procedentes de Panamá, ya que se trataba de baterías de varios tipos, equipo de cómputo y cables eléctricos, por lo que fueron retornados a su país de origen por no haber logrado obtener la autorización de importación", dijo.

Detalló que un residuo es considerado como peligroso si aparece en los listados de la Norma Oficial Mexicana NOM-052- SEMARNAT-2005, y si presenta alguna característica corrosiva, reactiva, inflamable y tóxica.

"Los residuos peligrosos son generados a partir de una amplia gama de actividades industriales, domésticas y de la agricultura, o de otras fuentes como hospitales, comercio y minería, que pueden presentar riesgos a la salud humana y al ambiente", señaló.

Señaló que por ello, el programa de inspección se realiza de manera permanente, para que el manejo de los residuos peligrosos incluya los procesos de minimización, reciclaje, recolección, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final.