Maduro y Santos relanzan relación bilateral

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, acordaron hoy relanzar la relación bilateral "para recuperar el tiempo perdido".

Al término de una reunión privada de poco más de dos horas, los mandatarios convocaron para el 2 de agosto a una nueva cita de alto nivel, en Caracas, encabezada por los cancilleres de los dos países para abordar temas de seguridad, comercio y energía.

En rueda de prensa en la sede de la Séptima Brigada Fluvial de la Fuerza Armada, en Puerto Ayacucho, capital del estado venezolano de Amazonas, Maduro precisó que se deben "fortalecer las relaciones políticas sobre la base del respeto, en todos los ámbitos".

Maduro enfatizó su interés por seguir la lucha contra el narcotráfico, así como el contrabando en la frontera común "que le hace gran daño a la economía de Venezuela", en especial al petrolero estado Zulia.

Santos destacó a su vez que en la cita con su par venezolano, quedó muy clara la intención de trabajar juntos por el bien de los pueblos de Venezuela y Colombia.

Tras recordar sus fructíferos encuentros con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, afirmó "que se pueden tener diferencias, pero se puede trabajar conjuntamente".

"Esa relación positiva que tuvimos con Hugo Chávez la vamos a tener con Maduro. Tenemos visiones diferentes en muchas cosas", admitió el jefe del Estado colombiano.

Sobre los temas que abordarán las comisiones de alto nivel, dijo que tocarán el narcotráfico, contrabando y la lucha contra los grupos armados.

Advirtió que en la comisión de energía "hay muchos temas que trabajar conjuntamente", mientras que en el ramo del comercio, los delegados se enfocarán en la integración que todos los países deben tener.

"Colombia está lista para trabajar en estos frentes, porque es lo que nos conviene a los dos. Me voy muy contento y muy complacido", resaltó Santos en su primera reunión con Maduro, desde que éste asumió la Presidencia de Venezuela en abril pasado.

Los presidentes zanjaron así la controversia que surgió tras el encuentro que Santos tuvo en Bogotá el 29 de mayo con el líder opositor venezolano Henrique Capriles, quien se niega a reconocer el triunfo de Maduro en las elecciones presidenciales del 14 de abril.