Educación sexual debe ser reforzada para evitar embarazos adolescentes

El diputado federal perredista Fernando Cuéllar Reyes pidió al secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, reforzar y expandir los contenidos de la educación sexual para la educación básica, a fin de evitar embarazos entre adolescentes.

En un comunicado, precisó que este punto de acuerdo que se presentó ante el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, señala que "es imprescindible reforzar en los programas de educación básica el contenido de educación sexual".

Esto debido a que "no existe una educación sexual sistemática, la información para los adolescentes es poca, las campañas de información masiva son esporádicas y aisladas", enfatizó el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Cuéllar Reyes aseveró que se requiere educar a los jóvenes respecto de la responsabilidad que implica la madurez sexual y reproductiva, para que puedan vivirla de manera segura y evitar situaciones que transformen su vida súbita e inesperadamente.

Advirtió que el embarazo en dicha etapa de la vida es un impedimento para el mejoramiento de las condiciones educativas, económicas y sociales de las mujeres, al tiempo que representa un alto riesgo para la salud y embarazo son causa principal de muerte materno-infantil.

Consideró que se deben tomar de inmediato cartas en el asunto brindando una educación integral sobre sexualidad, adecuada a cada edad, lo que es importante para empoderar a las jóvenes de tal forma que puedan decidir si desean ser madres y cuándo hacerlo.

Además, expresó, se deben otorgar servicios completos de salud sexual y reproductiva que incluyan la planificación de la familia y la prevención y el tratamiento de infecciones de transmisión sexual, entre ellas el VIH.

Es obligación de las instituciones del sector salud, tanto federales, locales, difundir y poner al alcance de los jóvenes los servicios de salud sexual y reproductiva, como información y acceso a la medicina preventiva, asentó.

También, señaló, a los métodos anticonceptivos, e incluso a procedimientos seguros de interrupción del embarazo, en aquellas entidades en donde sea legal hacerlo, así como el apoyo psicológico que pudiera requerirse.

Explicó que el temprano inicio de las relaciones sexuales y la falta de uso de métodos anticonceptivos, son los factores más importantes en el incremento de los embarazos no planeados o deseados en la adolescencia.

Señaló que de acuerdo con la encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2009 (ENADID), el 61.5 por ciento de las adolescentes no se protegió en su primera relación sexual y el 40.6 por ciento de las adolescentes embarazadas al momento del levantamiento de la encuesta dijo no haberlos utilizado.