Faltan especialistas ante aumento de cáncer de mama y uterino

La Asociación Nacional de Lucha contra el Cáncer y la Fundación Cimab alertaron ante la falta de personal especializado, como mastógrafos y de estudios confiables y certificados porque los casos de cáncer de mama y cérvico uterino en el país crecen en forma preocupante.

Ante ese panorama, solicitaron a los legisladores su apoyo para impulsar programas efectivos ante la detección oportuna de ese tipo de padecimiento, con lo que se podría reducir la tasa de mortalidad.

Incluso, señalaron, erradicar la enfermedad, y sobre todo reducir los gastos en el sector salud por la atención a la mayoría de los enfermos que están en etapa avanzada.

Al participar en la conferencia "Mujer en lucha contra el cáncer", que encabezó la diputada del PAN, Flor Pedraza Aguilera, en la Cámara de Diputados, recordaron que el gobierno se comprometió a aumentar la cifra de un millón de mastografías que se hicieron en 2010, a 6.4 millones en 2018.

Sin embargo, insistieron en que es indispensable cuadriplicar las acciones que la Secretaría de Salud (SSA) lleva a cabo para atender la detección oportuna con más plazas para los especialistas, un número considerable de mastógrafos y la certificación de los estudios.

Las especialistas de estas organizaciones civiles, Rosa Molina, Begoña Zabalza y Karina Cabal, lamentaron que por esas carencias, en México no se logre detectar a tiempo esos dos tipos de cáncer.

Superando esas carencias, añadieron, se evitaría que cada 24 horas mueran 14 mujeres a quienes se les detecta cáncer de mama, o los 10 mil nuevos casos que al año se registran del cérvico uterino.

La representante de la Fundación Cimab, Begoña Zabalza, destacó que la falta de equipo y especialistas en el país para la detección temprana de cáncer es un problema que no puede seguir sin atender.

De nada nos servirá hacer 6.4 millones de mastografías mal hechas, se necesitan realizar buenas mastografías, con calidad, bien interpretadas y darle seguimiento a las pacientes.

Sin embargo, "el tema es que no hay personal capacitado para hacerlo, por eso es necesaria la certificación de los lugares en donde se hacen mastrografías públicas y privadas", subrayó.

A su vez, la especialista Rosa Molina ejemplificó que en el caso de la detección de cáncer de mama en el país sólo hay 170 radiólogos capacitados para la lectura de las mastrografías.

Mientras que en el sector público hay casi 600 mastógrafos y en el privado cerca de 750, a lo que se le suma que son subutilizados por falta de especialistas, refirió.

En su oportunidad, la especialista de la Asociación Nacional de Lucha contra el Cáncer, Karina Cabal, recordó que con la detección temprana de estos tipos de cáncer se logra erradicar y curar el padecimiento.

Sin embargo, insistió que debido a la falta de programas efectivos de detección de cáncer, el caso del cérvico uterino, ya es considerado como el mal de los pobres, por la falta de acceso a los estudios de prevención y sobre todo en las zonas más marginadas.

Por eso, propuso que para atender el problema son indispensables 119 plazas adicionales de residencia en radiología, 400 plazas para radiólogos y 232 para asistentes en radiología.

Además de diseñar mecanismos de lectura de larga distancia para interpretar por Internet los estudios de lugares remotos, precisó.