Advierten mayor peligro por alertar de alcoholímetros en Mérida

El alertar sobre la presencia de retenes de alcoholímetro mediante las redes sociales para que los conductores los eviten, lejos de ayudar expone a las personas a un mayor peligro, aseguraron autoridades estatales.

El subsecretario de Servicios Viales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado, Martín de Jesús Inurreta Domínguez, indicó que en las redes sociales, y en especial en Twitter, existen cuentas que ofrecen a sus "seguidores" información para conocer casi en tiempo real donde se coloca un retén.

En conferencia de prensa, explicó que en el microblog es posible entrar a sitios como @retenesmerida y @RetioMid, entre otros, que alertan de los sitios en los que se instalan los retenes de la SPP. Ambas cuentas tienen más de 40 mil seguidores juntas.

Sobre ese punto, Inurreta Domínguez insistió en que esos avisos no ayudan y sí ocasionan un daño a los conductores que manejan bajo los efectos del alcohol, porque los arriesga a sufrir accidentes.

"Al buscar caminos o vías alternas para evitar los retenes, muchas veces se meten en sitios y colonias que no conocen, por lo que se vuelan un alto o pierden el control de sus vehículos y sobrevienen los incidentes", precisó.

Indicó que en promedio, los retenes detienen entre cinco y seis personas al día y, de esos, por lo menos dos son mujeres, lo que revela un crecimiento en ese sector.

Advirtió que la SSP de Yucatán seguirá adelante con los retenes y las detenciones de conductores ebrios, pues se trata de un plan de prevención de accidentes que ha dado resultados positivos.

"Las detenciones de guiadores alcoholizados ha bajado un 50 por ciento en los últimos meses, lo que significa que se ha logrado concientizar a la gente de que si bebe no debe conducir bajo ninguna circunstancia", añadió.

En el marco del lanzamiento del programa "Mesero Responsable", que promueve una firma cervecera, precisó que una multa en esta entidad por manejar con aliento alcohólico es de unos mil 500 pesos en promedio y por manejar ebrio la multa supera los cinco mil pesos.