Fracasan las dos Coreas en acordar reapertura de complejo industrial

Corea del Sur y su vecino del Norte fracasaron en llegar a un acuerdo sobre las salvaguardias contra futuros cierres unilaterales del parque industrial de Kaesong, y acordaron reunirse el próximo día 24.

Los delegados de ambos países se reunirán nuevamente este jueves para una sexta ronda de negociaciones, señaló un portavoz del Ministerio de Unificación, a cargo de las conversaciones con el Norte, reportó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

"Hay grandes expectativas de ambas partes para entablar negociaciones serias y resolver los problemas pendientes, además de sentar una base sólida para el crecimiento de Kaesong", dijo Kim Ki-woong, jefe de la delegación surcoreana.

Durante las conversaciones de este lunes, las dos partes intercambiaron propuestas sobre la forma de normalizar las operaciones en el Complejo Industrial de Kaesong, pero una vez fracasaron ante la cerrazón de ambas partes.

El parque industrial ha estado suspendido por más de tres meses, luego que el Norte ordenó a más de 53 mil trabajadores abandonar las instalaciones del complejo, compuesto por 123 fábricas surcoreanas.

En la cuarta ronda de diálogos, celebrada el pasado miércoles, las delegaciones de Seúl y Pyongyang tampoco lograron alcanzar un acuerdo para reactivar el complejo. La suspensión ha causado daños por más de un billón de wones (894 millones de dólares).

El complejo nació como resultado de la histórica cumbre intercoreana del año 2000 entre el difunto expresidente surcoreano, Roh Moo-hyun, y su homólogo norcoreano por aquel entonces, Kim Jong-il.

Seúl ha demandado a Pyongyang que prometa que no cerrará de nuevo unilateralmente el complejo industrial y que elaborará un sistema legal para proteger la seguridad y derechos de propiedad de los surcoreanos que inviertan y trabajen en el polígono.

Mientras tanto, Corea del Norte ha insistido en la pronta reapertura del parque industrial, sin responder a la demanda surcoreana, criticando al gobierno de Seúl por suspender la operación del mismo.

Seúl sostiene que para reabrir Kaesong es necesario que Pyongyang "acceda a crear un marco institucional para proteger a las empresas y a internacionalizar el complejo con el fin de que inviertan empresas de otros países".

Por su parte, Corea del Norte ha exigido la reapertura del polígono industrial conjunto cuanto antes y sin condiciones previas.